viernes, 14 de julio de 2017

23:02:00
CIUDAD DE MÉXICO, 14 de julio de 2017.- Entrevistado luego de la reunión de tres horas del gabinete legal y ampliado con el presidente Enrique Peña Nieto en Los Pinos, el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, fue interrogado sobre si está dispuesto a renunciar al cargo como se ha solicitado en diversas instancias al responsabilizarlo de una falla de tal magnitud en una obra inaugurada apenas en abril, respondió: uno no es dueño del cargo, que constantemente está en riesgo.

"Uno tiene que tomar definiciones a pesar de que en un momento dado se enfrenten situaciones tan difíciles como ésta. Yo estoy a las órdenes de mi jefe, quien me designó y debe decidir si le sirvo o no le sirvo al gobierno’’.

Y estableció también: ‘’Yo asumo mi responsabilidad, si hay alguna la asumiré y le haré frente en todo momento.
Los accidentes, ‘’lamentablemente se dan’’, dijo Ruiz Esparza y citó otros ocurridos en diversas carreteras del país.

Y ante el cierre del Paso Exprés este día y el consecuente caos vehicular en la zona pidió a la gente ‘’que nos tengan tantita paciencia. Vamos a trabajar lo más rápido posible para recuperar el tráfico. Sí le pedí a Capufe y al comisionado Nacional de Seguridad que nos ayude con la Policía Federal para que el tráfico sea más ligero, que haya señalización, que haya patrullas, bandereros. Habrá tráfico pesado porque esa fue la razón de hacer la obra’’, admitió.

Declaraciones confusas sobre

Ruiz Esparza dijo tener conocimiento que los deudos de los dos hombres fallecidos en el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca han aceptado ya las indemnizaciones a que tienen derecho.

“No se está haciendo por alguna cosa más que por el mal rato que pasaron; ayudarles, no a que sea menos malo, porque eso no se paga con dinero, pero ayudarles (en) gestiones que quizá, si no hubiera la intervención nuestra, podrían tomar mucho tiempo’’, declaró.

También admitió que el delegado de la SCT en Morelos -y a quien el jueves se suspendió de su cargo- se tardó en informar a la empresa constructora de la vía sobre los reportes de los vecinos respecto al riesgo de un accidente.

“Sé que presentaron el 3 de julio el oficio con fecha 30 de junio en el cual se dice que hay alguna irregularidad en alguna de las partes. Yo no quiero emitir opinión porque no se trata de defender a nadie, y eso se tardó el delegado en informar a la empresa, y ésta fue y empezó a inyectar concreto hidráulico. Eso es lo que sucedió previamente…’’.

Insistió sin embargo en el “golpe de agua’’ muy fuerte como elemento a ponderar para ver su incidencia en la apertura del socavón. (Rosa Elvira Vargas / La Jornada)

0 comentarios: