domingo, 30 de julio de 2017

16:56:00
MÉRIDA, Yucatán, 30 de julio.- La insuperable afición por la comida con carne, las aventuras de la niñez al llegar a Mérida, los recuerdos de juventud y los problemas de la adultez son los temas que Manuel Calero aborda en El licenciado Mata. Su gastrofetichismo y otros desencantos, que será presentado el miércoles 2 de agosto.


La edición está bajo el sello Libro Abierto de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta) y será comentado por Celia Pedrero, Joaquín Tamayo y Gustavo Abud Pavía, en la Biblioteca Pública Central Estatal “Manuel Cepeda Peraza” del Centro Histórico de Mérida, a las 20:00 horas. El acceso será sin costo.

En esta tercera entrega de cuentos basado en las vivencias de Rosendo Mata, el también fundador del Centro Yucateco de Escritores, demuestra a los lectores que los sabores de los platillos típicos de nuestra localidad pueden ser un pasaporte a la nostalgia, más cuando estos evocan otras épocas, pueblos y personas de antaño.

A través de los relatos “Gustos y fobias del pasado”, “¿Gastrofetichismo?”, “A un cerdo especial”, “Pueril respuesta”, “Domingos en casa de doña Chole” y “Pestañazo andaluz”, el ganador del Premio Estatal de Literatura 1989 busca cumplir ese objetivo.

De igual forma, por medio de otras 10 narraciones, Manuel Calero muestra “los otros desencantos”, muchos de ellos, descritos a través de peculiares personajes del costumbrismo local. Uno de ellos es Venancio Perera, quien por su extraña composición facial y su nula participación en los partidos de fútbol da vida a “Todo junto o el hambre goleadora”.

También se conocerá sobre la terquedad de un vendedor de libros, bajito de estatura y delgado como un fideo, en el texto “Culturoso para seguirle a usted”. Asimismo, en el recorrido por las 79 páginas que integran la obra, se podrá atestiguar la reunión de un veterano grupo de ex alumnos de secundaria en el “Singular velorio de Antonio Palma”.

Complementan la serie los capítulos “Teorizando en horas libres”, “La terrorífica silla de Pereira”, “Nos visita el amigo Locuaz”, “De un fresco encierro”, “Cruz en tu espacio” y “Muerte a medias”.

Anteriormente, el creador izamaleño publicó El licenciado Mata. Isabel y otras historias que no están de más y El licenciado Mata, su liviandad y otros relatos. Igualmente, a finales de la década de los 90, editó Memoria del viento, como parte del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (Pacmyc), coordinado en la entidad por la Sedeculta.

En 2003, incursionó en el género periodístico de la entrevista en el libro En voz de los pintores. Son suyas las colecciones de cuentos Hacia el fin de la noche, El visitante de la tarde, La noche junto al muro y Viejas cicatrices. Actualmente, colabora para periódicos y revistas de corte cultural. (Boletín)

0 comentarios: