viernes, 14 de julio de 2017

22:05:00
PARÍS, 14 de julio de 2017.- La visita de Donald Trump y su esposa Melania a Paris ha llegado a su fin tras la participación del matrimonio en el desfile militar con el que Emmanuel Macron ha parecido meterse a su homólogo en el bolsillo.

El francés ha terminado el acto recordando la amistad entre ambos países, aliados históricos, que "perdura en el tiempo" y a la "que nada separara jamás", insistiendo en el centenario de la entrada de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, que justificó la invitación al estadounidense.

"La presencia a mi lado hoy del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de su esposa, es la muestra de una amistad que atraviesa el tiempo y quiero darle las gracias, gracias a Estados Unidos, por la decisión que tomaron hace cien años", dijo Macron. A pesar de la pompa que ha rodeado los actos oficiales, el tono entre ambos mandatarios ha sido distendido, con continuos gestos de cercanía, especialmente por parte de Trump que ve en Macron su oportunidad para salir del aislamiento internacional.

Trump y Macron observan el paso de las tropas. (AFP)

Miembros del Quinto Regimiento de los Dragones desfilan sobre tanques de guerra por el Día de la Bastilla (AFP)

Alumnos de la Escuela Nacional de Policías de Roubaix (AFP)

"Ha sido un gran honor representar a los Estados Unidos en el magnífico desfile del Día de la Bastilla. Felicidades presidente Emmanuel Macron!", escribió el americano en su cuenta de Twitter. También anoche, tras la cena privada entre ambos matrimonios, en la Torre Eiffel, Trump insistió en redes sociales que la relación con Francia es "más fuerte que nunca".

El día de la Fiesta Nacional "celebramos a Francia, lo que nos une, celebramos este gusto absoluto por la independencia que se llama libertad". Macron, que no ha querido conceder la tradicional entrevista televisada del jefe del Estado durante la fiesta nacional por considerar que sus ideas son "demasiado complejas" para la prensa, lanzó un discurso enmarcado por el recuerdo de los valores de la República, "Libertad, Igualdad, Fraternidad".

El mayor homenaje fue a los soldados que participaron en el desfile en los Campos Elíseos así como los huérfanos de la nación, algunos de ellos víctimas del terrorismo, a los que se dirigió y abrazó personalmente, antes de poner rumbo a Niza donde preside esta tarde un homenaje a las 86 víctimas mortales del atentado en el Paseo de los Ingleses, del que se cumple esta noche un año. (María D. Valderrama / El Mundo)

0 comentarios: