lunes, 3 de julio de 2017

06:59:00
BERLÍN, Alemania, 3 de julio de 2017.- La policía alemana confirmó el lunes que hay 18 muertos y 30 heridos en el accidente de tráfico de un autobús de pasajeros que se incendió tras chocar contra un camión articulado en el sur del país, aunque no precisó el número de víctimas mortales, según informan los medios.

En tanto, el Gobierno alemán, a través de su portavoz, Steffen Seibert, lamentó en una rueda de prensa rutinaria que “numerosas personas” perdieran la vida en el autobús en llamas y señaló que sus pensamientos está con las víctimas y los heridos.

El ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, y el titular del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, ya se han dirigido al lugar del accidente, donde quieren hacerse una idea de la situación de primera mano, confirmó un portavoz del Gobierno bávaro.

Así quedó el autobús de pasajeros. (DPA)

48 personas viajaban en el autobús. 30 sufrieron algunas lesiones graves. Los investigadores suponen que todas las otras 18 personas murieron. (DPA)

Bomberos y personal de apoyo lanzaron una operación a gran escala: alrededor de 200 trabajadores de rescate. (DPA)

Vista aérea del lugar del accidente muestra la magnitud de la catástrofe. (DPA)

Ataúdes para las víctimas del accidente. (DPA)

Se puso rescatar del camión a 30 personas. (NEWS5)

Investigador junto a un vehículo destrozado. (DPA)

Alrededor de 200 trabajadores de los servicios de emergencia, bomberos, de la Agencia de Ayuda Técnica y la policía estaban en el sitio. (DPA)

Helicópteros de rescate en el lugar del accidente. (News5)

El grave accidente ocurrió en la carretera A9 en Münchberg, Baviera. (DPA)

Sólo un esqueleto: los restos del autobús de Sajonia. Estaban a bordo -además del conductor- según la policía, sólo pensionados. (Foto: dedinag)

Anne Höfer, portavoz de la policía, agregó que dos de los treinta heridos se debaten entre la vida y la muerte.

“Somos realistas y creemos que al final del día tendremos que lamentar varios muertos”, declaró también Jürgen Staedter, portavoz de la policía, a la cadena de noticias n-tv.

El portavoz explicó que queda sólo “un hilo de esperanza” de que los desaparecidos lograran salir del autobús y se encuentren en estado de shock fuera de la zona del accidente.

“En estos momentos no sabemos dónde se encuentra el resto de pasajeros”, había señalado Höfer previamente, al tiempo que precisó que “del autobús ya sólo queda el chasis”.

El accidente se produjo en la autopista A9, a la altura de Stammbach, en el estado federado de Baviera, pasadas las siete de la mañana (05.00 GMT), cuando el autobús, en el que viajaban un grupo de jubilados -46 personas y dos conductores-, embistió por detrás al semirremolque, que circulaba a poca velocidad debido al tráfico congestionado.

La A9 ha quedado cortada al tráfico en ambas direcciones.

Al lugar de los hechos se trasladaron servicios de rescate, bomberos y la policía, además de varios helicópteros.

Bomberos trabajan junto a los restos calcinados de un autobús en la carretera A9 en la zona de Núremberg cercana a Münchberg (Alemania), el 3 de julio de 2017. (EFE)

0 comentarios: