lunes, 24 de julio de 2017

14:01:00
MÉRIDA, Yucatán, 24 de julio.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró de manera total temporal un predio en el que se generaban residuos peligrosos, ubicado en la comisaría de Chichí Suárez, en Mérida, Yucatán, sin contar con el Registro como Generador de los mismos expedido por la autoridad ambiental federal correspondiente.


En el predio inspeccionado se generan residuos peligrosos como aceite lubricante usado y sólidos impregnados con dicho aceite.


Lo anterior derivó de una visita inspección realizada al lugar, en la comisaría Chichí Suárez, donde se generaba aceite lubricante usado, sólidos impregnados con dicho aceite, así como acumuladores de vehículos con plomo-ácido, los cuales son considerados como peligrosos por la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR).

Durante la diligencia se observó que el aceite estaba contenido en una fosa, sin embargo, ésta no tiene ningún tipo de protección contra la lluvia, por lo que el líquido estaba por derramarse en el suelo del establecimiento; lo que representa un riesgo inminente para la salud y el medio ambiente.

Por esta razón se le solicitó al personal del lugar el registro como generador de residuos peligrosos y la bitácora de los mismos, a lo que respondieron no contar con los documentos que acreditaban su manejo adecuado.

De igual forma se constató que los envases en los que se almacenaban dichos residuos carecen de etiquetas para su identificación; asimismo, se encontraron seis cubetas con aceite lubricante usado fuera del almacén.

Por lo anterior, con el fin de evitar que se ocasionen afectaciones al ambiente, se impuso como medida de seguridad la clausura total temporal del predio.

Cabe mencionar que la multa por violaciones a los preceptos establecidos en la LGPGIR asciende al equivalente de 20 a 50000 unidades de medida y actualización, según lo dispuesto por el artículo 112 de la misma Ley. (Boletín)

0 comentarios: