sábado, 29 de julio de 2017

15:16:00
Pedro Echeverría V.

1. Pensaba en los cambios políticos, económicos, sociales, en la ciudad de México en los últimos 20 años. Fue a partir de 1997, cuando Cuauhtémoc Cárdenas en nombre del PRD se hizo cargo del gobierno de la capital de la República. Era un partido de centro izquierda con apenas ocho años de haberse creado; pero se tuvieron muchas esperanzas de cambio porque la capital sólo había sido gobernada por el PRI-gobierno desde 1929. En este gobierno hubo sin duda cambios, pero todos muy superficiales porque no se tocó para nada la estructura capitalista. ¿Qué se hizo para diferenciar a un gobierno progresista con los anteriores del PRI?

2. En el año 2000 Cárdenas, después de dejar algunos meses a la hoy priísta Rosario Robles como interina o sustituta, subió al cargo por triunfo electoral, Andrés Manuel López Obrador. Fue la segunda esperanza para ver un gobierno totalmente diferente a los del PRI. Sin embargo, a pesar de muchas obras materiales y ayudas para jubilados, mujeres y pobres, la estructura capitalista no se tocó y a pesar de ser gobierno de “centro izquierda”, lo que se hizo también pudo hacerlo la derecha. Es decir, si un gobierno de izquierda se dedica a hacer más efectivo y adornado el capitalismo, lo engrasa más para que dure explotando y oprimiendo.

3. Luego del interinato de Alejandro Encinas, vino el gobierno electo de Marcelo Ebrard y luego otro electo que es el actual de Miguel Mancera. El de Ebrard me pareció como una transición al PRI/PAN y el de Mancera ya de plano el regreso a los gobiernos del Pacto por México (PRI, PAN, PRD). ¿Qué quiere decir?, que ni PRI ni PAN necesitaron recuperar la CDMX vía elecciones porque los gobiernos no han dejado de servir los negocios capitalistas y en ningún momento recordaron que eran un gobierno distinto. Fueron dos sexenios de grandes esperanzas de cambio (Cárdenas y AMLO) y dos gobiernos que de manera abierta regresaron el poder al PRI-PAN.

4. Pero cualquiera me podría calificar de desesperado por no entender que “los cambios sociales requieren de muchas décadas”. Pero los ejemplos de nuestros fracasos,  imposibilidades, retrocesos, me están siempre muy presentes y no pueden olvidarse: Rusia de 1917 a 1990 no pudo; China de 1949 a 1979 no pudo; Cuba de 1959 a 2017, no ha podido; Nicaragua de 1979 a 2017, nada importante; Venezuela de 1999 a 2017, Bolivia en veremos; no meto a Ecuador, Brasil, a Argentina, a Uruguay por ser más transitorios. Pienso que en mí no hay desesperación, sólo veo imposibilidades porque capitalismo e imperialismo resultaron ser más fuertes y más invasores que lo que pensábamos.

5. Por las características de sus revoluciones en Rusia, China y Cuba se buscaron desarrollar proyectos profundos hacia el socialismo, pero los tres países chocaron con bloques internaciones que les impidieron construir cualquier proyecto socialista. A ninguno de sus altos dirigentes (Lenin, Mao Tsetung, Fidel Castro, puede acusárseles de traidores o ladrones enriquecidos como todos los gobernantes del capitalismo; aunque sí de concepciones erróneas o tratos internacionales que dieron malos resultados. Incluso, a pesar de las radicales críticas que pudiéramos hacerles por sus alianzas, controles, la bronca será siempre por falta de cálculos políticos sociales con los enemigos.

6. Como alguien dijera; conoce bien a tu enemigo principal (no al secundario), traza bien tus estrategias y ganarás mil batallas. Pienso que muchas veces nos confiamos de la burguesía aunque nos odie y siempre nos haya reprimido; nos confiamos también en las masas y en nuestros amigos, aunque nos hayan demostrado que no poseen la suficiente conciencia de lucha. Por ello –por no hacer buenos análisis de los enemigos a enfrentar- hemos fallado en la CDMX y en el país. ¿Para qué quiere recuperar el PRI el gobierno de la CDMX si se gobierna para el capitalismo? Como siempre he dicho: EEUU no necesita dar un golpe de Estado en México porque todos gobiernan para él. (28/VII/17)

0 comentarios: