jueves, 6 de julio de 2017

19:17:00
CARACAS, Venezuela, 6 de julio de 2017.- El principal centro comercial de Caracas fue desalojado este jueves después de que policías ingresaran en persecución de manifestantes opositores y lanzaran bombas lacrimógenas, informaron testigos.

Un total de 45 personas, incluidos 17 niños, recibieron atención médica de emergencia, señaló Ramón Muchacho, alcalde del municipio capitalino de Chacao, bastión opositor y zona donde está ubicado el recinto comercial.

Alejandra Vargas, una adolescente, y sus amigos se hallaban en el centro comercial Sambil para desconectarse un rato de la crisis política y escapar del caos de las calles, escenario de protestas desde hace tres meses que dejan 91 muertos en todo el país.

Pero terminaron envueltos en una batalla campal.

“Vinimos a comernos un helado y ver una película y nos encontramos este desastre”, contó a la AFP Alejandra, con los ojos irritados por los gases. Cerca de ella, una mujer con un bebé en brazos salía escoltada por dos bomberos.

Cientos de opositores trancaban este jueves calles en Caracas después de que una marcha hacia el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) fuera bloqueada por militares y policías, en la continuación de las manifestaciones que exigen la salida del presidente Nicolás Maduro.
En el peor episodio de la jornada, quienes estaban en el Centro Comercial Sambil, de Chacao, vivieron minutos de terror cuando efectivos de la PNB entraron y lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes que se escondieron allí para huir de la represión. (Efecto Cocuyo)

Un cliente corre en el centro comercial Sambil de Caracas después que la policía lanzó gases lacrimógenos a manifestantes opositores. (AFP / Getty Images)

Un grupo de personas son evacuadas del centro comercial después que la policía lanzó gases lacrimógenos a manifestantes opositores, el 6 de julio. (AFP / Getty Images)

Humo de los gases lacrimógenos. Niños y abuelos, fueron los más afectados por los gases. El centro comercial tuvo que ser evacuado; ambulancias de Salud Chacao y jóvenes de la Cruz Verde, ingresaron a los alrededores de El Sambil para prestar asistencia médica a los que sufrieron asfixias.

Un grupo se refugió en el Sambil -con 531 locales y perteneciente a la mayor cadena de centros comerciales de Venezuela- ante el avance de policías antidisturbios.

“Nos hicieron retroceder y entramos, unos por el estacionamiento y otros por la puerta principal, pero nos persiguieron. La gente corría espantada”, relató a la AFP Rosa Rivas, de 43 años, quien participaba en la protesta junto con su hija de 15.

En las refriegas, una bomba rompió el parabrisas del taxi que conduce Garibaldi Ruidíaz.

Cuando comenzaron los desórdenes, Andrés García, de 20 años, estaba en la tienda de zapatos donde trabaja. “Todo empezó de repente. Dos compañeras que estaban almorzando vinieron corriendo. Cerramos la santamaría (reja) y nos resguardamos en el depósito”, contó el vendedor.

Una hora y media después, el centro comercial fue desalojado por precaución.

Hospitales, escuelas, restaurantes, hoteles, ministerios y otros lugares públicos han sido alcanzados por los disturbios en estos tres meses de protestas.

El pasado 21 de abril, 54 niños fueron desalojados de un hospital del oeste de Caracas, en lo que el gobierno denunció como un ataque de “bandas armadas” de la oposición, que por su parte acusó a los cuerpos de seguridad de activar bombas lacrimógenas indiscriminadamente. (AFP)

0 comentarios: