martes, 13 de junio de 2017

09:39:00
BERLÍN, 13 de junio de 2017.- La policía de Múnich informó este martes que se habían producido varios disparos en la estación de ferrocarril (o S-Bahn, en alemán) de Unterföhring, en las afueras de la capital bávara. El tiroteo se produjo sobre las ocho la mañana, cuando la policía estaba realizando un control rutinario, cuando los agentes acudieron a mediar en una pelea. Al menos cuatro personas resultaron heridas de gravedad, entre ellas un agente.

Las autoridades llaman a la calma después de haber asegurado la zona y detenido a los sospechosos. “No hay peligro para los ciudadanos”, dijo el portavoz de la policía de Múnich, Michael Riehlein a The Associated Press. “De acuerdo con la información policial, probablemente no es un atentado terrorista”, dijeron en la radio de Baviera.

Policías en el lugar del tiroteo. (EFE)

Según informó un portavoz de las fuerzas de seguridad en una breve comparecencia ante la prensa en el lugar de los hechos -la estación de trenes de cercanías de Unterföhring-, la policía recibió el aviso de que en un tren se había producido una pelea entre viajeros. Al llegar al lugar, los agentes encontraron a los implicados en la pelea en el andén y uno de ellos trató de empujar a un agente a las vías del tren.

El agresor logró quitarle el arma reglamentaria a uno de los policías, momento en el que se produjo el tiroteo: una agente resultó herida en la cabeza y se encuentra en estado crítico y el autor del altercado también fue alcanzado por un disparo y está grave. Otras dos personas resultaron heridas también de bala y la policía estima, tras una primera evaluación de los hechos, que el autor de los disparos fue el detenido. (La Vanguardia)