martes, 20 de junio de 2017

17:30:00
RANGÚN, Birmania, 20 de junio de 2017.- Un tribunal en Birmania sentenció a muerte el martes a un “exorcista” cuyo ritual le quitó la vida a tres pequeños.

Tun Naing causó la muerte de dos niñas de 8 meses y 2 años de edad, y a un niño de 3 años después de convencer a los padres que los pequeños estaban poseídos por el demonio, según un policía en Thanlyin, la aldea donde tuvo lugar el juicio.

Los niños sufrieron heridas mortales en octubre al ser golpeados y pateados en el ritual de Tun Naing, dijo el policía, que pidió permanecer en el anonimato.

Foto tomada el 18 de noviembre del 2016 del autoproclamado "exorcista" Tun Naing llegando al tribunal en la aldea de Thanlyin en Myanmar. (Thein Zaw / AP)

Las supersticiones y las creencias en la brujería son comunes en Birmania, especialmente en zonas rurales de este país de mayoría budista.

Tun Naing, de 30 años, se declaró culpable cuando comenzó el juicio en noviembre, y le dijo al juzgado que “me enloquecí y los maté”.

Además fue sentenciado a siete años de cárcel por causar heridas graves a una niña de 4 años en un ritual aparte en otra aldea. Los testigos le avisaron a la policía, que lo arrestó.

Las penas de muerte son inusuales en Birmania, y ninguna se ha aplicado desde 1988. Sin embargo, se aplica cuando es evidente que se perpetró un crimen grave, dijo el abogado Kyaw Myint. (AP) 

0 comentarios: