jueves, 1 de junio de 2017

11:32:00
CIUDAD DEL VATICANO, 1 de junio de 2017.- El Vaticano, que por insistencia del papa Francisco respaldó fuertemente el acuerdo climático de París en 2015, consideraría una salida de Estados Unidos del pacto como una bofetada y un "desastre para todos", dijo un importante funcionario de la Santa Sede.

En su reunión el mes pasado, Francisco le dio al presidente estadounidense, Donald Trump, una copia firmada de su encíclica del 2015 en la que instó a la protección del medio ambiente de los efectos nocivos del cambio climático y respaldó la evidencia científica de que el impacto es causado por la actividad humana.

El secretario del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, pidió entonces a Trump en un encuentro separado que Washington no abandone el acuerdo.

Mons. Marcelo Sánchez Sorondo.

"Si realmente (Estados Unidos sale), sería una enorme bofetada en la cara para nosotros", dijo el obispo Marcelo Sánchez Sorondo, jefe de la Academia Pontificia de Ciencias, quien ha dado numerosas conferencias internacionales sobre cambio climático.

"Será un desastre para todos", declaró al diario italiano La Repubblica. En diálogo telefónico con Reuters, Sánchez Sorondo confirmó sus comentarios.

Trump, que ha manifestado en varias ocasiones que el cambio climático es un engaño, anunciará oficialmente su decisión este jueves. Una fuente con conocimiento del tema dijo a Reuters que el mandatario mantendría su compromiso de campaña de retirar a Estados Unidos del acuerdo mundial sellado en París.

El pacto, firmado por casi 200 países hace dos años, apunta a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. En ese momento, todavía bajo el mandato del expresidente Barack Obama, Estados Unidos se comprometió a reducir sus emisiones entre 26 y 28 por ciento para 2025, comparado con los niveles de 2005.

Sánchez Sorondo dijo que cree que la presión del mercado petrolero estadounidense estaba detrás de la intención de Trump y que la industria había "manejado" al presidente: "Decir que necesitamos depender del carbón y el petróleo es como decir que la Tierra ya no es redonda. Es un absurdo dictado por la necesidad de ganar dinero". (El Financiero)