viernes, 16 de junio de 2017

08:30:00
MADRID, 16 de junio de 2017.- El líder del Estado Islámico Abu Bakr Al Baghdadi podría haber sido asesinado en un ataque aéreo en Siria, según está investigando el Ministerio de Defensa ruso.

Las informaciones del Ministerio ruso aseguran que Al Baghdadi podría haber muerto en un ataque el pasado 28 de mayo en la ciudad siria de Raqa, uno de los bastiones de la organización terrorista.

Por su parte, la coalición internacional liderada por EEUU "no puede confirmar" el anuncio ruso sobre muerte de Al Bagdadi. Asímismo, la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), tampoco dispone de información sobre este bombardeo, según ha confirmado un portavoz a la agencia Efe.

El líder de la organización yihadista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Baghdadi, murió en un ataque de Rusia en la localidad siria de Al Raqa, anunció este jueves el Ministerio de Defensa de dicha nación. (AP)

Las YPG son el componente más importante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada que integra varios grupos y que desde noviembre desarrolla una ofensiva contra el EI en la zona de Raqa.

Varios datos ponen en duda la información adelantada por las autoridades rusas. Al Bagdadi siempre suele estar acompañado por el portavoz del grupo terrorista, Abu al-Hassan al-Muhajir. AICS, empresa dedicada a la amenaza terrorista, apunta que al-Muhajir pronunció un discurso hace tan sólo cuatro días en el que repasaba la situación de la organización terrotista.

Las fechas no terminan de encajar y el especialista en yihadismo Hassan Hassan ha apuntado en su cuenta de Twitter que el número uno del EI estaba fuera de Raqa en el último mes. 

El bombardeo que habría eliminado al líder del Estado Islámico se produjo a las afueras de la ciudad siria durante una reunión con otros comandantes del EI y en la que fallecieron unos 30 líderes militantes de nivel medio y otros 300 combatientes.

Según explican fuentes rusas, en ese encuentro, los dirigentes del Estado Islámico hablaban de la posibilidad de abandonar Raqa y trasladar su base de operaciones a otra ciudad.

Sobre la cabeza de Al Baghdadi pesaba una recompensa de 23 millones de euros. Sin embargo, ha habido otros informes que han apuntado su muerte en el pasado y han resultado falsos.  La última vez fue el pasado 11 de junio, cuando el tabloide británico Daily Mail, citando a la televisión siria, informó de que el líder terrorista había sido neutralizado en un ataque aéreo. (El Español)

0 comentarios: