martes, 20 de junio de 2017

16:46:00
PROGRESO, Yucatán, 20 de junio de 2017.- Invitado por el Instituto Tecnológico Superior de Progreso, el llamado “Territorio Guerrero” por sus equipos deportivos,  el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín ofreció una charla a  los jóvenes en la que explicó en qué consiste el trabajo de un legislador y puntualizó en qué cosas sirven a la sociedad.

Ante un auditorio lleno y con muy buena participación de los estudiantes, que pudieron preguntar lo que quisieran, el legislador yucateco indicó que una de las tareas fundamentales de los diputados es discutir y aprobar año con año el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), mediante el cual se distribuye el dinero que llega a los estados y, en este caso a las universidades, para que puedan operar.

Fue una charla amena, totalmente abierta y, en un lenguaje coloquial, el político abordó los principales aspectos del trabajo de un diputado, comenzando con legislar temas que representan diversas preocupaciones de la sociedad, que van desde una iniciativa relacionada con los ronquidos, que puede parecer un tema trivial, hasta los cambios en el servicio de las aerolíneas que benefician a millones de usuarios.

La charla se denominó “¿Para qué rayos te sirvo”, en alusión al trabajo de los diputados.

“Es cierto que la gente considera que nuestro trabajo es presentar iniciativas y cambiar las leyes, pero la función primordial de un diputado es dar respuestas a las necesidades de los ciudadanos, aportar soluciones a los temas que le interesan”, enfatizó el legislador.

“Es importante que este tipo de pláticas se multipliquen en otras universidades y foros, a fin de acercar la Legislatura a la sociedad, principalmente a los estudiantes y los sectores jóvenes”, enfatizó Ramírez Marín.

En su visita al Tecnológico, que cuenta con poco más de mil alumnos de siete carreras de ingeniería, Ramírez Marín fue recibido por la directora, la ingeniera Lila Frías Castillo, quien al término de la conferencia con los jóvenes, le ofreció un recorrido por las instalaciones.



Ramírez Marín admitió que también hay temas pendientes que tardan en discutirse y aprobarse como el de la Ley de Seguridad Interior o el funcionamiento del nuevo Sistema Penal, Acusatorio y Oral.

En el tema presupuestal, los jóvenes mostraron interés en cómo se van asignando las partidas, cómo se discuten y definen en la Cámara, si cuentan con mecanismos para evaluar el gasto y si se cumple la función de revisar la cuenta pública.

“Es cierto que la gente considera que nuestro trabajo es presentar iniciativas y cambiar las leyes, pero la función primordial de un diputado es dar respuestas a las necesidades de los ciudadanos, aportar soluciones a los temas que le interesan”, enfatizó el legislador.

En su visita al Tecnológico, que cuenta con poco más de mil alumnos de siete carreras de ingeniería, Ramírez Marín fue recibido por la directora, la ingeniera Lila Frías Castillo, quien al término de la conferencia con los jóvenes, le ofreció un recorrido por las instalaciones.

En su charla en el auditorio, denominada “¿Para qué rayos te sirvo”, en alusión al trabajo de los diputados, el legislador dijo que un representante popular está para ser el contacto con los diferentes órdenes de gobierno y con los poderes Ejecutivo y Judicial, a fin de gestionar que se atiendan las inquietudes y demandas de los ciudadanos.

“Además de asegurarnos que el presupuesto responda a las cosas que le interesan a la gente y el dinero llegue a los diferentes órdenes de gobierno, estamos también para vigilar que ese presupuesto se aplique bien en estas instancias. La revisión de la cuenta pública es otra de nuestras funciones", apuntó.

Luego de hacer un bosquejo general de cómo funciona la Cámara de Diputados, Ramírez Marín abrió el micrófono para invitar a los jóvenes a que planteen sus preguntas e inquietudes, sin restricciones de ningún tipo.

Gratamente sorprendido, surgieron numerosas preguntas y respondió puntualmente una por una. Las primeras giraron en torno al tema de la justicia. Uno sobre la percepción de que el nuevo sistema penal, acusatorio y oral no está dando resultados, y el otro, sobre qué opina de los casos de hacer justicia por propia mano.

El diputado dijo que, efectivamente, hay esa percepción sobre el nuevo sistema y es posible que se deba a que, en el afán de privilegiar la presunción de inocencia, se fue al otro extremo y se favorece a los imputados, pero afirmó que en el caso del ámbito federal hay varias iniciativas para hacer los cambios correspondientes y afinar el sistema.

Respecto a la justicia por propia mano, como ocurrió con el pasajero de un camión que evitó un asalto matando a los delincuentes, señaló que no está de acuerdo y representa un riesgo para la sociedad.

Otras preguntas fueron en torno al mal uso de las redes y las llamadas “fake news” o noticias falsas que abundan en esos espacios, y su regulación mediante una ley, sin que ésta atente contra la libertad de expresión.

El legislador dijo que, efectivamente es un mal que causa daños, al propagar mentiras que difaman, pero más que regular el uso de las redes y aplicar sanciones, prefiere que los usuarios aprendan a distinguir este tipo de noticias, las decanten y contrasten con fuentes confiables antes de darlas por ciertas.

“Yo le apostaría más a la inteligencia de los usuarios, a la larga las mentiras siempre caen por su propio peso. Habrá quien engañe una vez, quien lo haga varias veces, pero no siempre podrá engañar a todos todas las veces”, subrayó, seguido de los aplausos de los estudiantes.

“Es importante que este tipo de pláticas se multipliquen en otras universidades y foros, a fin de acercar la Legislatura a la sociedad, principalmente a los estudiantes y los sectores jóvenes”, enfatizó Ramírez Marín.

0 comentarios: