viernes, 23 de junio de 2017

20:15:00
CIUDAD DE MÉXICO, 23 de junio de 2017.- La Agencia Espacial Mexicana (AEM), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), realizó un Seminario de Divulgación para jóvenes, en el que la estudiante mexicana María Regina Apodaca Moreno relató su experiencia en la NASA (National Aeronautics and Space Administration).

Regina realizó una estancia de investigación en el AMES Research Center de la agencia espacial estadounidense, en Mountain View, California, aplicando a una convocatoria lanzada por la AEM, y tras lo cual ha regresado a México. En este seminario, ella compartió sus emotivas vivencias con otros estudiantes en un ambiente de cordialidad y entusiasmo.

María Regina Apodaca Moreno.

Al respecto, el Director General de la AEM, Javier Mendieta Jiménez, recordó que fue apenas en 2015 y gracias al gran apoyo de la SCT, que estudiantes de nuestro país comenzaron a ganar competencias y realizar estancias en NASA en virtud del convenio de ésta con la AEM; y esto, destacó, ya ha permitido romper mitos: “Con su ingenio, creatividad, y valentía, talentos como ella nos inspiran a todos los mexicanos, a que sí se puede”.

Y es que Regina, estudiante con la que los jóvenes allí reunidos se identificaron de inmediato por su sencillez y honestidad, confesó que a pesar de que cumplía con todos los requisitos necesarios para aplicar a la convocatoria de la AEM, tuvo serios momentos de duda: “Me entró un poco de miedo, si la AEM me llega a rechazar, si la NASA me llega a rechazar…”, relató.

Sin embargo, logró vencer ese miedo, y luego recibió la noticia de haber resultado seleccionada por la AEM y la NASA. Voló hacia el Ames Research Center para realizar la estancia de investigación entre enero y mayo del presente año. Ya allí, fue asignada a trabajar con el Jefe del Departamento de Aeromecánica, William Warmbrodt, en donde aprendió sobre el vuelo de helicópteros.

Durante sus cuatro meses de estancia en la NASA, la estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue asignada al proyecto del diseño de un helicóptero capaz de volar en Marte, el cual se utilizaría en las misiones de exploración que llegarán al Planeta Rojo a partir del año 2020, lo que le obligó a “estudiar muchísimo el tema de ingeniería”, tras provenir ella de estudiar física.

Recordó el antecedente de que en su último año de preparatoria tuvo la oportunidad de realizar una estancia de investigación en el Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM, en donde a tan corta edad se percató de que quería seguir el camino de la investigación científica, y aplicó para realizar su primera estancia en el extranjero, lo que le permitió viajar al Instituto Weizmann, en Israel.

Al regresar, Regina inició sus estudios de Física en la UNAM, y pasados dos semestres se atrevió a solicitar una siguiente estancia de investigación, esta vez en el Observatorio Astronómico Australiano (AAO, por sus siglas en inglés), en donde por primera vez, Regina tuvo acceso a instrumentación astronómica, y creció su amor por el espacio.

Después, tomó lo que ella calificó de “un paso arriesgado”, y aplicó para realizar estudios en el Instituto Tecnológico de California (CALTECH, por su acrónimo en inglés) donde fue asignada al proyecto LIGO, el experimento que logró detectar ondas gravitacionales por primera vez en la historia, comprobando una de las teorías de Einstein.

Una vez que regresó a México terminada su estancia en CALTECH, una de las mejores universidades del mundo en lo que se refiere a ingeniería aeroespacial, fue que la joven se enteró por los medios de la oportunidad que ofrecía la Agencia Espacial Mexicana (AEM) para realizar una estancia en la NASA.

Una persona, presuntamente de mucha autoridad, intentó desanimarla: “Un profesor me dijo que solo gente muy inteligente y muy trabajadora podía lograrlo, y que él creía que yo no tenía lo que se necesitaba para lograr hacer este tipo de carreras”, recordó Regina.

Pero eso, más que desanimarla, la impulsó a seguir su sueño. Ahora lo agradece, y anima a la juventud a hacer lo mismo y creer en su propio potencial, como lo hizo en este seminario tras regresar a México de la NASA, y por el que agradeció emotivamente a la AEM. Al respecto, Mendieta Jiménez reconoció:

“Brillantes talentos como ella, fortalecerán en los siguientes años al sector aeroespacial de nuestro país, que, con su crecimiento sostenido a dos dígitos en toda la presente administración, ya es ejemplo a nivel mundial; al igual que desde ahora, también lo será la joven Regina para nuestras nuevas generaciones”, concluyó el científico.

0 comentarios: