jueves, 22 de junio de 2017

19:54:00
CIUDAD DE MÉXICO, 22 de junio de 2017.- El presidente Enrique Peña Nieto compartió una peculiar anécdota en su visita de este jueves a Lagos de Moreno, en el estado de Jalisco.

El mandatario arribó a esa comunidad para la inauguración de un parque industrial y destacó los aportes de su gobierno para consolidar su desarrollo.

Peña Nieto se tomó un minuto de su discurso para compartir una anécdota de un evento previo, en el que una mujer de Lagos de Moreno se le acercó y le plantó un beso. El mandatario externó que tiene un enorme cariño por los habitantes de esa región. 

Selfie con Peña en Lagos de Moreno. (Presidencia)

"Venía mi esposa en esa gira y en un gran evento multitudinario, se acercó una bella muchacha de las que hay aquí y me plantó un beso en la boca. Se echó a correr. Ya nunca supe quién fue, mi esposa es testigo de ello".

Durante el mismo evento, el presidente se pronunció sobre el supuesto espionaje en contra de periodistas, activistas y defensores de Derechos Humanos. El mandatario aclaró que el gobierno no espía a ciudadanos, aunque aseveró que esa práctica parece no haber afectado a quienes denunciaron la supuesta operación ordenada desde Los Pinos. (SDP)

0 comentarios: