jueves, 15 de junio de 2017

15:18:00
HOOK, Holanda, 15 de junio de 2017.- Unos pescadores en la localidad de localidad portuaria de Hook, Holanda quedaron asombrados al encontrar una extraña criatura marina de dos cabezas.

Se trataba de dos marsopas que habían nacido hacía pocas horas y que estaban unidos en su cuerpo, según reportó Erwin Kompanje, investigador Museo Natural de Historia de Rotterdam.

Después de sacarle unas cuántas fotografías, los trabajadores no tardaron en devolverla al mar por miedo a meterse en problemas legales. Pero la cría ya estaba muerta cuando la encontraron.

Imagen tomada de Museo Natural del Historia de Rotterdam.

Kompaje explicó que, a lo largo de sus 20 años estudiando criaturas marinas, ha conocido de muy pocos registros de hallazgos similares. De hecho, solo nueve se conocieron hasta el momento.

A pesar de que las marsopas (junto a las ballenas y los delfines), son los cetáceos más comunes en las aguas del noreste europeo, no sabemos tanto sobre ellos como cabría esperar.

“La anatomía de los cetáceos es sorprendentemente diferente de los mamíferos de terrestres, con adaptaciones para vivir en el mar como un mamíferos. Muchas cosas nos son desconocidas”, dijo Erwin Kompanje al New Scientist.

Asegura que es una lástima que los pescadores devolvieran al ejemplar al océano, ya que es prácticamente imposible que vuelvan a localizar a la criatura.

Esta marsopa bicéfala es el décimo caso de cetáceos siameses jamás visto. “Añadir cualquier información extra a los otros nueve casos conocidos nos dará más conocimientos en este aspecto” dijo.