lunes, 19 de junio de 2017

19:10:00
CANCÚN, Quintana Roo, 19 de junio de 2017.- Como parte de las acciones del eje temático democracia y justicia electoral de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos AC (CMDH), su presidente José Abel Flores Ramírez afirmó que el riesgo constante de la desigualdad social genera que dictadores lleguen al poder en los países latinoamericanos, particularmente en México.

En su participación en la 47ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), destacó la importancia de que nuestro país debe tomar la experiencia de Venezuela para no caer en populismos exacerbados.

“En la Asamblea se habló muy claramente sobre la desigualdad que existe en los países de la región y eso genera descontento, violencia”, mencionó ante los medios de comunicación.

Hizo un llamado para que en Venezuela se respete el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en su Artículo 2º donde dice que los Estados se comprometen a garantizar el ejercicio de los derechos sin discriminación alguna.

El presidente de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos AC (CMDH), José Abel Flores Ramírez, afirmó que el riesgo constante de la desigualdad social genera que dictadores lleguen al poder en los países latinoamericanos, particularmente en México.

El doctor en derecho analizó la propuesta de grupos de la sociedad civil quienes solicitan se derogue el delito de trabajo sexual, sin embargo, dijo, con esto generaría impunidad y se pondría en riesgo a niños, niñas y adolescente, principalmente.

Durante el diálogo que tuvieron los Jefes de Delegación de la OEA con los representantes de las Organizaciones de la Sociedad Civil, Irene González Hernández, vocera de la coalición Familia y Desarrollo y acreditada por parte del CMDH, pidió en la Asamblea que se fortalezcan las políticas sociales y económicas que protegen los derechos y responsabilidades de la familia.

Indicó que las mujeres y los niños que provienen de familias destruidas se encuentran inevitablemente en riesgo mayor de vivir en situaciones de pobreza, en cambio las familias saludables son necesarias para que la economía de una nación florezca.

Por su parte, Martín Paz, concejal venezolano en exilio, se unió a la CMDH para exigir a la OEA la presión necesaria con el fin de que la crisis política y humanitaria de Venezuela llegue a su fin y se logre la libertad plena de los derechos humanos a través del ejercicio de la democracia y el mejoramiento económico y social.

“Esperamos que en la OEA se realice el debate real acerca de que en Venezuela se viven una inestabilidad mucho más profunda, debido a que 82 por ciento de los hogares sufren de pobreza extrema por la escases de alimentos y medicinas” precisó.

Creemos que con el apoyo de los países miembros ayuden para que los venezolanos estemos en un desenlace pacífico y una transición sostenible para que se levante el país como ejemplo de democracia y libertad de la región.

0 comentarios: