miércoles, 14 de junio de 2017

10:09:00
WASHINGTON D.C., 14 de junio de 2017.- Donald Trump festeja hoy miércoles su primer cumpleaños como presidente, el más viejo de la historia de Estados Unidos, con 71 años, y aunque no trascendieron detalles de los preparativos, se supo que este día su esposa Melania y su hijo menor, Barron, formalizarán la esperada mudanza a la Casa Blanca.

En campaña Trump aseguró que se sentía como si tuviera 35 años y, en efecto, vitalidad y energía le sobran, pese a que los primeros meses en el gobierno fueron agotadores y con algunas amarguras. Al día de hoy es en términos absolutos, según los sondeos, el mandatario menos popular de la historia, no pudo llevar a cabo alguna de sus grandes promesas electorales, salvo la controvertida salida del Acuerdo Climático de París, y está acosado por el fantasma del "impeachment" debido al "Rusiagate".

Barron, el hijo de Donald y Melania. Los tres vivirán ahora juntos en la Casa Blanca.

Su actual y tercera mujer, una ex modelo de origen esloveno nacionalizada estadounidense en 2006, prepara a la vez de la mudanza, la organización de los saludos masivos que seguramente recibirá Trump el 14 de junio, con mensajes firmados por correo electrónico por los seguidores partidarios de su marido.

"Necesito de la ayuda de ustedes para hacer un cumpleaños que mi marido no olvidará jamás", escribió Melania en las redes sociales. "Amigos, Donald estará feliz de escuchar a amigos como ustedes que significaron tanto para él y para el éxito de nuestro partido", agregó en referencia al Grand Old Party.

Otra vez una idea copiada de Michelle Obama, como el famoso discurso de Melania en la Convención Republicana del año pasado: en 2010 la esposa de Obama le había mandado a los seguidores de su marido un mensaje para pedirles que firmaran un saludo electrónico por los 49 años del entonces mandatario demócrata.

La presencia de Melania, según algunos analistas, debería aportarle mayor estabilidad a la vida familiar de Trump, tal vez moderando sus publicaciones en Twitter en medio de noches de insomnio y dándole un toque de clase al festejo de cumpleaños, aún cuando Donald está habituado desde siempre a celebraciones fastuosas.

Al cumplir 42 años, todavía casado con su primera esposa Ivana, Trump dio inicio a la fiesta a bordo de una astronave de cinco metros de largo, junto a magos, ilusionistas y un gran cartel con su nombre compuesto con 1500 luces en la entrada del casino del hotel de Atlantic City de su propiedad.

Para los 50 años, ya junto a su segunda mujer Marla Maples, hizo instalar en la Trump Tower de Nueva York un campo de golf con una lista de 400 huéspedes tapizada de estrellas, una alfombra roja y un área especial para los fotógrafos. Quién sabe cómo será este primer cumpleaños presidencial con Melania en la Casa Blanca. (ansa)