miércoles, 28 de junio de 2017

20:25:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de junio de 2017.- Aref Karam Espósitos, director de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Mérida, destacó el trabajo coordinado con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Teléfonos de México y compañías de televisión de paga para garantizar la seguridad de los ciudadanos tras el desplome parcial de la casona ubicada en la esquina de la calle 65 con 44.

Hoy, en punto de los 9:30, comenzaron los trabajos para la estabilización del inmueble catalogado como edificio histórico. Personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)  evaluaciones y  decidió que  para no perjudicar los servicios y evitar afectaciones a los ciudadanos, decidió cortar la energía de alta y baja tensión de los cables que rodean el predio y retirar los cables durante varias horas para que se realicen los trabajos de demolición de las partes afectadas y el apuntalamiento de las susceptibles de rescate, cuidando primordialmente que ya no representen un peligro para los ciudadanos.

Hoy, en punto de los 9:30, comenzaron los trabajos para la estabilización del inmueble catalogado como edificio histórico.

Karam indicó que no se trata de demoler el patrimonio histórico ya que Mérida se distingue de otras ciudades del país por el interés de preservar los bienes que representan su identidad.

Los propietarios del inmueble y el INAH están de acuerdo con las acciones porque también priorizan la seguridad de las personas.


Karam Espósitos explicó que lo anterior debió iniciar hoy pero para garantizar la seguridad de los trabajadores y minimizar las afectaciones a los vecinos de la zona, empleados de de CFE retirarán los cables desde las 11 de la noche de mañana jueves 29 e inmediatamente el personal del Ayuntamiento de Mérida, que estará ya en el sitio con la maquinaria requerida, iniciará estabilización del edificio. Los trabajos concluirán a las dos de la tarde del viernes 30.

El funcionario explicó que con el aplazamiento de un día en las tareas se permitirá informar oportunamente a los meridanos que serían afectado para que tomen las medidas necesarias para minimizar los perjuicios y  ofreció disculpas de forma anticipada por las molestias ocasionadas, recalcando que estas tareas son indispensables para garantizar la seguridad.

También exhortó a quienes circulan por el lugar a buscar vías alternas ya que por los trabajos continuará restringida la circulación por las calles 44 por 67 y 65 por 42, debido a la presencia del personal y la maquinaria del Ayuntamiento y de la CFE.

Las empresas de televisión de paga también retirarán momentáneamente su cablería y Telmex constató que sus instalaciones no serían afectadas, ya que sus postes se ubican en la acera de enfrente, aunque su personal estará pendiente por cualquier contingencia.
De acuerdo con la CFE, las calles en las que será interrumpido el suministro de energía eléctrica son la 46 X 59 y 61; 61 X 44 Y 46;  61 X 44 Y 42;  44 X 61 Y 63;  63 X 44 Y 46;  63 X 44 Y 42;  65 X 46 Y 48; 65 X 48 Y 50;  65 X 44 Y 46;  65 X 44 Y 42;  44 X 65 Y 67 y  44 X 63 Y 65.

Para cualquier aclaración sobre el servicio de suministro eléctrico se pueden comunicar al teléfono 611-8355 / 611-835556

Destacan labor conjunta de diferentes instancias

Karam indicó que no se trata de demoler el patrimonio histórico ya que Mérida se distingue de otras ciudades del país por el interés de preservar los bienes que representan su identidad.

Precisó que la labor de Desarrollo Urbano consiste en garantizar la estabilidad de la estructura y que ya no represente peligro, es decir, se retirarán las partes que signifiquen un riesgo para la integridad de los meridanos.

También destacó la coordinación entre los distintas instancias para dar pronta solución a este problema y que la responsabilidad final de la conservación de los predios es de los propietarios.

-Cuando hay un tipo de omisión en este aspecto, las autoridades según su ámbito de competencia deben intervenir para salvaguardar la seguridad de las personas- dijo.

Los propietarios del inmueble y el INAH están de acuerdo con las acciones porque también priorizan la seguridad de las personas.

-Hemos trabajado en coordinación con el instituto para la rehabilitación de las seis casonas que están en peligro, ya que cada una es un caso especial y necesita un estudio específico-.

Aref detalló que el diagnóstico sólo se puede hacer en el sitio y no es que el INAH ponga objeciones, sino que realiza su labor de preservar el patrimonio histórico de México.

Las autoridades del Ayuntamiento de Mérida presentes, César Bojórquez Zapata, coordinador general de Funcionamiento Urbano; Virgilio Crespo Méndez, director de Obras Públicas; Guibaldo Vargas Madrazo, secretario de Gobernación; Enrique Alcocer Basto, jefe de Protección Civial y la abogada María Fritz Sierra, secretaria de la Comuna recorrieron el inmueble en compañía de José Arturo Chab Cárdenas, jefe de trámites y servicios legales del INAH, así como Miguel Ángel Herrera Moguel y Marcela Pérez Cruz, también del INAH,  para llegar a acuerdos sobre el proceso a seguir. Los acompañó Víctor Lara y Lara, representante de los hermanos propietarios del predio dañado.

Datos extras de la casa:

-En los muros hay una gran cantidad de grafittis de tipo artístico.
-Crecen varios árboles en su interior. En el segundo piso hay una "ceiba bonsai" con valor de $10,000 según indicaron los ingenieros. Se adaptó a su entorno y aparentemente ya no crecerá más.
-Los propietarios son los vecinos de a un lado, dueños de una dulcería. Uno de los cuartos de la vivienda sirve de bodega.  Fue adquirida en 1982 a los dueños anteriores (desconocen quiénes son y no se precisa las características de su valor histórico).

0 comentarios: