jueves, 15 de junio de 2017

17:11:00
KABUL, Afganistán, 15 de junio de 2017.- Un kamikaze se hizo explotar este jueves en una mezquita chií de Kabul atestada de gente, informaron las autoridades, en un mes de ramadán (ayuno sagrado musulmán) que ha sido particularmente sangriento en la capital afgana.

El suicida se inmoló en la cocina de la mezquita después que la policía le impidiera entrar en el edificio principal, que estaba lleno de fieles, según el ministerio, que añadió que algunos testigos escucharon disparos en la misma zona.

Al menos cinco personas han muerto y otras ocho han resultado heridas. "Ataque terrorista en la mezquita de Al Zahra, en el oeste de Kabul. Las fuerzas especiales fueron enviadas a la zona", había indicado el portavoz del ministerio del Interior, Najib Danish, en la red social Twitter.


El atentado no ha sido aún reivindicado, pero los barrios de la minoría chií han sido el blanco privilegiado del grupo yihadista Estado Islámico (IS) en los últimos tiempos.

Un atentado en una mezquita chií dejó el pasado noviembre más de 30 muertos. En julio, el Estado Islámico reivindicó la responsabilidad en el ataque que acabó con la vida de al menos 80 personas en una manifestación chií. La capital afgana está conmocionada tras el atentado del 31 de mayo, en el que un camión-bomba causó 150 muertos y centenares de heridos en el barrio diplomático, en el que ha sido el ataque más mortífero en Kabul desde 2001. (AFP)