viernes, 30 de junio de 2017

19:26:00
MÉRIDA, Yucatán, 30 de junio de 2017.- El director de Desarrollo Urbano, Aref Karam Espósitos, informó que al filo de las 14 horas concluyeron los trabajos de demolición parcial de las partes del predio ubicado en la calle 65 con 44 de esta ciudad, estructuras que representaban un riesgo inminente para peatones y automovilistas.

El funcionario explicó que  a pesar de lo delicado de las maniobras debido a la altura del edificio, la cablería ubicada cerca de la zona de peligro y a la proximidad de otros predios, los trabajos concluyeron con saldo blanco y sin incidentes.

Karam Espósitos informó que los trabajos iniciaron en las primeras horas de hoy, cuando un equipo de 12 trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad, apoyados con  seis canastas procedieron al corte de la energía eléctrica y al levantamiento del cableado alrededor del predio. La CFE, informó, realizó acciones de volanteo para informar de la suspensión temporal del servicio a vecinos de la zona. 

La casona ayer, al empezar la demolición. Los trabajos concluyeron sin incidentes y las intervenciones complementarias continuarán por dos semanas.

El retiro del cableado, informaron, permitió que 14 obreros y cuatro ingenieros montaran dos grúas tipo Titán que dirigieron con sus brazos metálicos sendas canastas donde los trabajadores, demolieron y desmontaron cuidadosamente la parte más alta del predio, labor que por su delicadeza, se prolongó más de siete horas y media.

Durante la jornada se demolió la totalidad del muro más alto del predio en el lado poniente, sobre la calle 44, y unos cuatro metros de la parte inferior del mismo muro.

También se demolió parte de la planta alta del predio que mira hacia la calle 65 y que también estaba en inminente riesgo de desplome.

El funcionario explicó que una vez concluida estas labores, posteriormente se retirarían los escombros del lugar y se colocarían tapias de madera alrededor del inmueble, para reabrir parcialmente la circulación al tránsito vehicular y peatonal y continuar los trabajos de consolidación del predio en el interior.

Los trabajos complementarios de aseguramiento  llevarán cuando menos dos semanas más y se mantendrán las mismas condiciones de seguridad en tanto concluyen de forma definitiva,-recalcó.

Durante los trabajos 15 agentes de la Policía Municipal, incluidos tres paramédicos, restringieron el tránsito de vehículos y peatones por el lugar debido a la peligrosidad de las maniobras.

También cinco técnicos de una empresa de televisión de paga permanecieron en el lugar durante los trabajos para reparar cualquier incidente que ocurriera con la cablería que tienen en la zona.

Durante la mayor parte de los trabajos estuvieron presentes los representantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).⁠⁠⁠⁠

0 comentarios: