martes, 23 de mayo de 2017

10:32:00
JERUSALÉN, Israel, 23 de mayo de 2017.- El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró hoy que la paz no puede surgir donde se recompensa la violencia, durante una comparecencia ante la prensa con su homólogo palestino, Mahmud Abás. «La paz nunca puede arraigar en un lugar donde la violencia es tolerada, financiada e incluso recompensada», señaló el mandatario estadounidense, en una posible crítica a la forma en que la Autoridad Nacional Palestina apoya a los palestinos encarcelados por cometer ataques contra israelíes. Trump, sin embargo, resaltó también que Abás «se ha comprometido a tomar medidas firmes y necesarias para luchar contra el terrorismo».

En la comparecencia, en la que no hubo preguntas, los dos mandatarios se refirieron al ataque de anoche en Manchester (Reino Unido), que causó 22 muertos y 59 heridos. «Tantos inocentes y preciosos jóvenes, viviendo y disfrutando sus vidas, asesinados por malvados perdedores», dijo Trump, antes de agregar: «nuestra sociedad no puede tolerar este continuo derramamiento de sangre» y los terroristas y extremistas y los que les ayudan, «deben ser expulsados de nuestra sociedad para siempre».

Donald Trump y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, este martes en Belén. (THOMAS COEX / AFP)

«Esta ideología malvada debe ser borrada, y quiero decir, completamente borrada. La vida debe ser protegida», aseguró antes de hacer un llamamiento a todas las naciones para que protejan la vida. Abás dio la bienvenida a su huésped y le agradeció sus esfuerzos en pos de la paz. Se refirió a la "histórica visita" de su homólogo a la "Jerusalén ocupada" del día anterior y dijo que el conflicto en la región no es entre religiones: "nuestro problema fundamental es con la ocupación y con los asentamientos y con el rechazo de Israel de reconocer el Estado palestino". «El problema no está entre nosotros y el judaísmo, el problema es entre nosotros y la ocupación», sentenció, antes de reiterar el compromiso de su pueblo para lograr un «acuerdo de paz histórico» y colaborar en la lucha antiterrorista.

«Le reafirmamos nuestra posición de aceptar la solución de dos estados a lo largo de las fronteras de 1967, el de Palestina con su capital en Jerusalén Este, viviendo al lado del de Israel, en paz y seguridad y como buenos vecinos, así como la resolución de todos los asuntos del estatuto final, en base a la legislación internacional y las soluciones y acuerdos internacionales legítimos», declaró.

Trump afirmó, en relación a los esfuerzos de paz: «El presidente Abás me ha asegurado que está dispuesto a trabajar hacia ese objetivo en buena fe y el primer ministro (israelí Benjamin) Netanyahu me ha prometido lo mismo. Estoy deseando trabajar con estos líderes hacia una paz duradera». Abás cerró su comparecencia con una frase en inglés: «Entrará en la Historia, el presidente Donald Trump será el presidente norteamericano que alcance la paz entre israelíes y palestinos». (EFE)