martes, 23 de mayo de 2017

16:34:00
ROMA, Italia, 23 de mayo de 2017.- Un gesto de Melania Trump en el que deja al aire la mano de su marido, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, cuando éste quería estrecharla, ha abierto de nuevo la polémica este martes. Es la segunda vez que sucede en dos días, durante la gira que ha llevado a la pareja presidencial por Oriente Próximo y Europa.

Melania Trump volvió a rechazar la mano de Donald Trump. Esta vez lo hizo a su llegada a Roma, Italia, cuando siquiera habían bajado del avión.

Al poco de aterrizar, Donald y Melania salieron a saludar, ella con un vestido negro y él con traje oscuro y corbata azul. Tras unos segundos, y cuando se disponían a bajar a la pista, el presidente trató de tomar la mano de su esposa que, sin embargo, rechazó el ofrecimiento y disimuló llevándose la mano al pelo.

Un gesto de Melania Trump en el que deja al aire la mano de su marido, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, cuando éste quería estrecharla, ha abierto de nuevo la polémica este martes a su llegada al aeropuerto de Ciampino. (EFE)

Esta escena es muy similar a la que se vivió en Tel Aviv el lunes. Ambos caminaban por la alfombra roja junto a Benjamin Netanyahu, el primer ministro de Israel, y su esposa.

Trump, que iba delante de ella, extendió el brazo para darle la mano, pero ella le dio una ligera palmada. Las imágenes se volvieron virales inmediatamente.

Tras el episodio de Israel, el fotógrafo del expresidente Barack Obama mandó un mensaje en su cuenta de Instagram. Pete Souza publicó una foto de la expareja presidencial en los que se les ve tomados de la mano, en contraposición a lo que estamos viendo con el matrimonio Trump.

Estos dos nuevos episodios de Melania rechazando a Trump se suman al famoso 'regaño' que le dio a su esposo por no colocarse la mano en el corazón al escuchar el himno de Estados Unidos durante las pasadas Pascuas en la Casa Blanca.

También fue muy comentado el hecho de que, durante la toma de posesión de Trump, el pasado 20 de enero, Melania sonrió a su esposo en un momento que se dirigió a ella para hablarle. Sin embargo, en cuanto él se volteó, su cara cambió y puso el rostro completamente serio. (20 Minutos)