lunes, 22 de mayo de 2017

12:59:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de mayo de 2017.- Sufrieron hasta el final, pero el equipo de Tres Regalos del Rancho Ixtul de Quintana Roo se proclamó, merecidamente, campeón de la gran final del Circuito Charro Península 2017, al sumar 364 unidades, con lo que superó al combativo conjunto del Rancho El Roble A de Los Laureles de Yucatán, que terminó con 324.

Para los amante de la fiesta nacional, la final fue más que digna, ya que los tres equipos se entregaron en serio en el ruedo del Lienzo Alvaro Ponce Cámara de la Hacienda Kancabchén para sumar la mayor cantidad de puntos, aunque el reñido duelo lo protagonizaron los de Ixtul y el Roble A, que lucharon palmo a palmo, e incluso llegaron a la última suerte, la del "paso de la muerte" con posibilidades de que gane cualquiera, pero la presión fue tanta que ambos jinetes se cayeron en el bravío intento.

El torneo terminó en gran forma y la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de Yucatán, comandada por David Berlín Arce, se apuntó un éxito rotundo por el nivel de los equipos participantes, por la entrega de los asistentes y sobre todo, por la organización seria y profesional de cada una de las fases y sobre todo de la gran final, que finalizó hasta altas horas de la noche del domingo.


El inicio de la final fue atractivo con la tradicional cala de caballo, pues Fidencio Campos del equipo quintanarroense fue el que más puntos sumó con 33, y dejó atrás a Fernando Moscoso (Hacienda Paraíso), con 25, y a Jorge Escalante (Roble A), con 23.

Sin embargo en los piales a caballo y en las colas, la situación mejoró para el Roble A, pues alcanzó los 157 puntos, con lo que rebasó a los de Ixtul y al Paraíso, que llegaron a 146 y 116, de forma respectiva.

Vino el jineteo de toro y la terna en el ruedo, y el equipo yucateco de los Laureles mantuvo la punta, pero por apenas cuatro puntos frente a los de Quintana Roo, ya que llegaron a 233 y 229, respectivamente. Los de Paraíso se alejaron con respecto a los líderes, al quedarse con 189.

La situación mejoró para los quintanarroenses en el jineteo de yegua y las manganas a pie y a caballo, pues estuvieron casi perfectos y sumaron 364 unidades, con lo que dejaron atrás al Roble A con 324 y a la Hacienda El Paraíso con 259.

Al final, en la ejecución del paso de la muerte, el Robles A buscaba sorprender, sobre todo, cuando el jinete del Ixtul no sumó puntos, al caerse en el intento, empero, la presión fue tanta que el valiente jinete del equipo yucateco también se cayó a la arena del ruedo, pese a que logró pasarse al caballo bronco, aunque la velocidad del equino no le permitió afianzarse, y el sueño de un arrebatón quedó en eso, un sueño.

Jorge Escalante (Roble A) obtuvo 23 puntos.

Fidencio Campos del equipo quintanarroense fue el que más puntos sumó con 33.

Tres Regalos del Rancho Ixtul de Quintana Roo.

En el jineteo de yegua, Rodrigo Rodríguez, de Tres Regalos Ixtul, fue el ganador.

En la colas, Fernando Moscoso, de la Hacienda El Paraíso, fue el ganador.

En el paso de la muerte, el mejor fue Javier Rodríguez (Paraíso).

En los piales se reconoció el trabajo de José Marrufo (Del Rosarito de Tizimín).

Durante la final le tocó actuar a dos escaramuzas: la Hacienda Santa Cruz de Campeche y las anfitrionas Hacendadas de Kancabchén, quienes se llevaron grandes aplausos por sus ejecuciones en el ruedo, así como por la belleza de cada una de sus integrantes.

Premiación y campeones individuales

Al final, David Berlín Arce, presidente de la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de Yucatán, premió al equipo campeón, con 30 mil pesos y a los finalistas, con 20 mil y 10 mil, de forma respectiva, así como entregó trofeos a los campeones individuales en cada suerte.

En la cala de caballo, el ganador fue David Berlín Arce, de los Conejos de Kancabchén. En los piales se reconoció el trabajo de José Marrufo (Del Rosarito de Tizimín).

En la colas, Fernando Moscoso, de la Hacienda El Paraíso, fue el ganador, y en el jineteo de toro, la mejor actuación la tuvo Edier Pech, del Rancho La Mina.

En el lazo de cabeza, la máxima puntuación fue para Rodrigo Peniche, del Rosarito de Tizimín, y en el pial en el ruedo, el primer sitio le correspondió a Ricardo Fuentes, del Rosarito.

En el jineteo de yegua, Rodrigo Rodríguez, de Tres Regalos Ixtul, fue el ganador. En las manganas a pie, el triunfo fue de Rubén Pacheco (Ixtul), y en las de a caballo, el mejor fue Diego Fuentes (El Roble A).

En el paso de la muerte, el mejor fue Javier Rodríguez (Paraíso).

Final de la tercera fase

La tercera fase terminó con un par de charreadas y los equipos que marcaron el paso fueron los Charros del Roble A y los Charros de Yalkón, quienes se adjudicaron el primer lugar en sus participaciones, con 277 y 246 unidades, de forma respectiva.

En la jornada de la mañana, el Roble A tuvo intervenciones interesantes y vino de menos a más para lograr los puntos necesarios que los llevaron a la final y dejaron atrás a los Charros de Montecristo y al Rancho La Mina con 257 y 244, de forma respectiva.

En la segunda, la quinta de la tercera fase, fue dominada por los Charros de Yalkon, y después aparecieron los Charros del Roble B, con 185 y los Charros de Progreso, con 176.

En el marco de la jornada se contó con la intervención de dos escaramuzas: las Campiranas de Oxkutzcab y las Indomables de Hunucmá, quienes enseñaron su coordinación y clase a la hora de realizar sus evoluciones en el ruedo.