martes, 9 de mayo de 2017

17:37:00
CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2017.- El saldo de la tragedia provocada por la explosión de un polvorín en una bodega de pirotecnia ubicada en la localidad de San Isidro, en el municipio de Chilchotla, ascendió a 14 muertos, según confirmó Diódoro Carrasco Altamirano, titular de la Secretaría General de Gobierno en Puebla.

El funcionario estatal detalló que la cifra de personas muertas se incrementó durante la madrugada debido al estado de gravedad en el que se encontraban las víctimas. Entre las personas fallecidas están 11 menores de edad y en las próximas horas el número de decesos podría aumentar.

El coordinador nacional de Protección Civil de México, Luis Felipe Puente, dijo que se trabajará para emitir una norma que vigile el manejo de los artefactos pirotécnicos, después de la explosión ocurrida ayer.

En una conferencia de prensa, Puente aseguró que ha “girado instrucciones” para que “a partir de este momento se hagan los análisis necesarios” con el objetivo de proteger a la ciudadanía que adquiere, traslada y resguarda estos artilugios.

Familiares y vecinos observan el taller de polvorín que explotó la noche de ayer en la comunidad de San Isidro que dejó como resultado 14 muertos y más de 25 heridos. (Foto: Cuartoscuro)

Puente indicó que “seguramente”, aunque la Fiscalía lo determinará con la investigación, “por algún acto de irresponsabilidad al prender alguno de los fuegos artificiales” sucedió el incidente.

Por “tragedias como esta” -que recuerda a otra ocurrida el pasado diciembre en un mercado pirotécnico del central municipio de Tultepec en la que murieron 42 personas-, Puente avanzó que su institución emitirá un comunicado a los titulares de Protección Civil de cada uno de los estados.

Reivindicó la importancia de publicar una norma sobre el “manejo” del material pirotécnico una vez que la ciudadanía lo haya adquirido, ya que la regulación actual no contempla este aspecto.

Asimismo, el funcionario señaló que comenzarán a “emitir una serie de recomendaciones que, como en otros casos, haga que la población entienda la responsabilidad que tiene en el manejo de este tema, que es delicado”.

La Dirección General de Protección Civil Estatal (DGPCE) confirmó que el accidente ocurrió alrededor de las nueve y media de la noche del lunes 8 de mayo, cuando se registró una explosión en un depósito de fuegos pirotécnicos que se localizaba atrás de la iglesia de la comunidad.

El saldo inicial fue de 9 personas fallecidas y 30 más lesionadas que fueron trasladados a los hospitales de Guadalupe Victoria y Quimixtlán, además de los nosocomios Sur, del Niño Poblano y de Traumatología y Ortopedia en Puebla Capital.

Por su parte, esta mañana el secretario de Gobernación federal, Miguel Ángel Osorio Chong a través de su cuenta de Twitter lamentó el incidente y ofreció todo el apoyo necesario a través de Protección Civil.

La noche de este lunes, la comunidad de San Isidro, en el municipio de Chilchotla, fue escenario de una tragedia cuando -según las autoridades estatales- un cohete entró accidentalmente en una casa en la que se almacenaba pirotecnia.

Esto causó una explosión que acabó con la vida de 14 personas, entre ellos once menores de edad, y dejó 22 lesionados más. (SinEmbargo / PeriódicoCentral con información de EFE)