lunes, 29 de mayo de 2017

17:16:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de mayo de 2017.- Convencido de que las tradiciones reafirman la identidad cultural de los yucatecos, un valor preciado para preservar la paz y la armonía social, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín apoya la realización de un homenaje estatal a la jarana yucateca mediante una serie de concursos que se harán en varias sedes del Estado.

La primera magna vaquería se realizó en Seyé en febrero de este año y el segundo fue el pasado fin de semana en Tizimín, con muy buena participación de verdaderos maestros de la danza tradicional. El interés ha sido tal que ha atraído el interés de jaraneros de Campeche y Quintana Roo, que han sido invitados también a este homenaje.

En Seyé, el evento fue coordinado por el maestro Bartolo Aldana Pech, director del ballet folclórico “Mi lindo Seyé”, con más de 25 años de carrera, y en Tizimín, por el maestro Héctor Rolando Pech Dzul, director del ballet folclórico “Nicte-Ha”, que cumple ya 29 años. Ambos han creado escuela en sus municipios.

La jarana, más viva que nunca: Ramírez Marín.

El pasado fin de semana, la plaza principal de Tizimín se vistió de color y al ritmo de la charanga se llevó a cabo la magna vaquería y el segundo concurso de jarana, en el que participaron 17 parejas de diferentes municipios.

Rodríguez Guerrero dijo que estas actividades que impulsa el diputado Ramírez Marín buscan darle más realce a la cultura de Yucatán.

Los finalistas fueron: Rosely Arely Santa y David Dzul Kauil, de Kantunilkín, Quintana Roo, en tercer lugar; Diana Canché y Alejandro Canché, de Temozón, segundo lugar,  y los jóvenes María Leticia Kú Hau y Julián Uc Puc, de Tetiz, primer lugar.


En febrero de este año, acompañado del alcalde de Seyé, Pedro Paredes Pereira, el diputado Ramírez Marín encabezó el arranque del homenaje estatal a la jarana, en una vaquería en la que fue invitado a bailar bajo los acordes de la orquesta de Víctor Soberanis. En esa ocasión lo acompaño su esposa, la ingeniera María Elena Granados Castellanos de Ramírez y su hija Silvia Ramírez Granados.

“La jarana está más viva que nunca”, afirmó el legislador yucateco, quien destacó la gran participación que generan estas vaquerías, verdaderos ejes de integración social no solo en las comunidades sino en el ámbito regional.

El pasado fin de semana, la plaza principal de Tizimín se vistió de color y al ritmo de la charanga se llevó a cabo la magna vaquería y el segundo concurso de jarana, en el que participaron 17 parejas de diferentes municipios.

En esta ocasión no pudo asistir el diputado Ramírez Marín, pero en su representación estuvo el contador Diego Rodríguez Guerrero, acompañado del presidente municipal Jorge Vales Traconis, a quienes el maestro Pech Dzul, activo promotor cultural, les entregó sendos reconocimientos por apoyar la jarana.

Rodríguez Guerrero coronó a la embajadora Ángeles Kú Chimal y el alcalde de Tizimín le impuso la banda. Vales Traconis dio la bienvenida a los jaraneros, destacó esta iniciativa del diputado y felicitó al maestro Pech Dzul por el aniversario número 29 de su escuela y por promover la cultura en el Municipio.

Rodríguez Guerrero dijo que estas actividades que impulsa el diputado Ramírez Marín buscan darle más realce a la cultura de Yucatán.

“Lo que el diputado quiere es rescatar los valores, nuestras tradiciones y sobre todo la sana convivencia con las familias, si se dan cuenta no solo vemos a gente adulta bailando sino también a los jóvenes y ésa es la intención, que este valor cultural trascienda y permanezca en las siguientes generaciones”, subrayó Rodríguez Guerrero.

Tras dos horas de baile, el jurado determinó que los finalistas fueron: Rosely Arely Santa y David Dzul Kauil, de kantunilkín, Quintana Roo, en tercer lugar; Diana Canché y Alejandro Canché, de Temozón, segundo lugar,  y los jóvenes María Leticia Kú Hau y Julián Uc Puc, de Tetiz, primer lugar. Habrá otros concursos y la gran final se llevará a cabo en Mérida.