martes, 9 de mayo de 2017

14:23:00
FILADELFIA, Pensilvania, 9 de mayo de 2017.- El abogado de la familia de Timothy Piazza, quien murió tras caer por unas escaleras durante una ceremonia de iniciación en una fraternidad de la Universidad de Pennsylvania, calificó las acciones de sus miembros que no llamaron al 911 como el peor acto de "desenfreno y depravación posible" que haya podido ocurrir en un campus universitario.

El caso ha generado indignación de la comunidad universitaria debido a que el joven de apenas 19 años fue dejado inconsciente en un sofá de la fraternidad durante horas en medio de una fiesta donde muchos de sus miembros estaban borrachos.

Timothy Piazza fue dejado tirado durante horas en un sofá tras caer por las escaleras de la fraternidad. (AP)

Esto hizo que las heridas internas que sufrió empeoraran, haciendo imposible su recuperación una vez fue trasladado a un hospital.

Los fiscales del caso han presentado acusaciones contra 18 estudiantes que estuvieron presentes tras meses de una investigación de un gran jurado que revisó video de cámaras de vigilancia, testimonios de los presentes y llamadas telefónicas durante las horas que duró el incidente.

La investigación concluyó que se intentó ocultar evidencia de la ceremonia de iniciación donde muchos, incluida la víctima, bebieron pese a no tener la edad permitida por la ley.

"Más allá de la decencia humana"

Parte de la indignación de los familiares del joven muerto tiene que ver con los testimonios que salieron a la luz, donde uno de los estudiantes gritó por ayuda en el momento del incidente, luego de que otros compañeros de la fraternidad dijeron que no se trataba de nada grave, pese a que había caído por las escaleras.

El abogado de la familia, Tim Kline, indicó que las imágenes mostraban "horribles acciones" para evitar autoincriminarse debido al hecho de que estaban borrachos. El abogado aseguró que de manera agresiva, los estudiantes evitaron que el joven recibiera atención médica.

La fraternidad Beta Theta Pi fue suspendida desde que ocurrieron los hechos el pasado 3 de febrero, pero puso en evidencia la cultura que rodea a estas organizaciones estudiantiles de la Universidad de Pensilvania que permiten este tipo de medio ambiente permisivo que lleva a los jóvenes a beber de manera excesiva.

Según testimonios, Piazza estaba tan borracho que se cayó al piso en varias oportunidades. Horas después fue encontrado en el sótano tras caer por las escaleras. En vez de llamar al número de emergencia, sus compañeros lo tiraron en un sofá. No fue sino después de las 10:00 am que un miembro de la fraternidad decidió llamar al 911. Sin embargo, el joven murió al día siguiente.

Kline indicó que las imágenes de video mostraban "actos grotescos" llenos de conducta "más allá de la decencia humana" por la manera en que la fraternidad reaccionó al accidente.

Entre las acusaciones presentadas por la fiscal Stacy Miller contra 18 estudiantes, están ocho por homicidio culposo y asalto agravado debido a que antes del accidente, Piazza fue golpeado en la cara y en su abdomen mientras caminaba bajo los efectos del alcohol. (Univision)