sábado, 27 de mayo de 2017

10:03:00
BARCELONA, 27 de mayo de 2017.- La pequeña que el pasado fin de semana fue atacada por un león marino en el muelle de Steveston, en Canadá, sufre una importante infección. La herida, consecuencia del mordisco que le propinó el animal, requiere un tratamiento especial.

La menor fue rescatada rápidamente por un familiar, pero el león marino tuvo tiempo de hincarle los dientes. Los médicos aseguran que, si no es tratada correctamente, la niña podría contraer una rara infección que conllevaría la pérdida de algún dedo o las extremidades.


Este tipo de infecciones las causan diferentes tipos de bacterias Mycoplasma, que viven en la boca de los mamíferos marinos como focas y leones marinos, según informa ABC News. Al parecer, estas bacterias son resistentes a varios antibióticos y es crucial seguir el tratamiento de forma rigurosa.

Las autoridades del puerto han instalado numerosas indicaciones en el muelle solicitando a los turistas que no alimenten a los leones marinos, tras el incidente del pasado fin de semana. (La Vanguardia)