lunes, 15 de mayo de 2017

17:14:00
CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo de 2017.- Al encabezar hoy la celebración del Día del Maestro, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que “la transformación educativa es la tarea de mayor trascendencia que ha impulsado esta Administración”, y llevarla a su plena realización “requiere del esfuerzo comprometido del magisterio, los alumnos y los padres de familia”.

En la ceremonia, realizada en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Primer Mandatario resaltó que “México tiene una ruta clara para transformar el presente, y con ello alcanzar un futuro de éxito y prosperidad. Esa ruta es la educación de calidad, es la ruta que propone el nuevo modelo educativo”.

Subrayó que instrumentar la Reforma y emprender la transformación educativa no ha sido una tarea sencilla, “y no hubiéramos podido avanzar en este trascendente cambio sin el decidido compromiso de las maestras y maestros de México”.

Por ello, expresó su reconocimiento a los maestros del país “por ser en primer lugar los actores protagónicos de la Reforma Educativa”.

“Sí es un gran logro, sí es un gran avance que hoy tengamos un nuevo modelo para impulsar una educación de calidad, pero nada de esto sería posible, difícilmente podríamos llegar a cumplir ese objetivo, este anhelo y esta necesidad del país, sin la participación comprometida, decidida, de las maestras y maestros de México”, señaló.

En la ceremonia por el Día del Maestro, el presidente Enrique Peña Nieto, el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, el líder del SNTE, Juan Díaz de la Torre, y maestros homenajeados. (Presidencia)

El Titular del Ejecutivo Federal explicó que “hoy nuestros maestros deben transmitir los conocimientos, las habilidades y los valores que formen ciudadanos capaces de enfrentar con éxito nuevos entornos y retos, incluso aquellos que hoy no vislumbramos. Debemos pensar no sólo en las necesidades de los estudiantes del presente, sino en las capacidades que deberán tener dentro de 10 y 20 años o más, para afrontar los desafíos de su tiempo”.

Apuntó que las maestras y los maestros “son los grandes formadores de la niñez y de la juventud mexicanas”.

Destacó que la Reforma Educativa “va más allá de sólo una evaluación. La Reforma Educativa considera una responsabilidad de la autoridad educativa asegurar la debida capacitación y la debida formación para que las maestras y maestros puedan presentar sus exámenes, y cuando no los acrediten, tengan la debida capacitación nuevamente para que vuelvan a acreditar los conocimientos, y eso nos asegure que estén debidamente formados”.

El Presidente Peña Nieto también reconoció al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), por “haber demostrado su compromiso para transformar positivamente la educación que reciben nuestras niñas, niños y jóvenes”.

Aseguró que el esfuerzo y determinación de los maestros y su Sindicato “han permitido que contemos ya con las bases para un nuevo modelo educativo. Este modelo permitirá que las nuevas generaciones tengan mejores maestros, mejores escuelas y mejores contenidos educativos”.

“Al poner a la escuela en el centro de la transformación educativa, la comunidad escolar, destacadamente las maestras, los maestros y los padres de familia, tendrán mayor participación en las decisiones que se tomen. Ello permitirá, entre otras cosas, que cada vez más planteles cuenten con recursos propios, como ya sucede hoy en 50 mil escuelas del país, y que sean de forma conjunta maestros y padres de familia quienes decidan el destino y la administración de esos recursos para mejorar las condiciones de la propia escuela”, añadió.

Indicó que bajo ese enfoque, “privilegiamos la modernización de los planteles y la ampliación de horarios como condiciones básicas para una mejor transmisión del conocimiento”.

El Primer Mandatario expuso que otra tarea concebida en la Reforma Educativa es incrementar el número de escuelas de tiempo completo. “En estas escuelas hay comedores, los niños ingresan y pueden hacer ahí su desayuno, más tarde sus alimentos de comida, y además tener actividades extra curriculares; más allá de lo que es la currícula educativa, tienen actividades artísticas, deportivas, culturales”.

Informó que “al inicio de esta Administración, en 2012, había 6 mil escuelas de tiempo completo; hoy tenemos ya 25 mil escuelas de tiempo completo”.

Puntualizó que se ha observado que los jóvenes que asisten a escuelas de tiempo completo, además de dar una gran tranquilidad a sus padres al saber que están ahí en buen resguardo y tomando sus alimentos, están teniendo mejor desempeño en los exámenes de la prueba Enlace.

“Por eso este Gobierno seguirá trabajando hasta el límite de nuestra capacidad y de los recursos, para ampliar el número de escuelas de tiempo completo en nuestro país”, agregó.

El Titular del Ejecutivo Federal dijo que, por otro lado, “con el Programa de Escuelas al Cien hemos mejorado la infraestructura de 12 mil escuelas, y estamos avanzando hacia una meta, sin duda muy ambiciosa, de llegar a 33 mil escuelas remodeladas, rehabilitadas”.

Precisó que esta meta significa “que al menos el 40 por ciento de las escuelas de mayor deterioro en el país queden completamente remodeladas y rehabilitadas”.

Informó que “el próximo ciclo escolar iniciará el Programa Aprende 2.0, en su primera fase, con tres mil escuelas para apoyar la educación digital tanto de los maestros como de los alumnos”.

“El nuevo modelo educativo reconoce que los maestros son clave en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y por lo mismo impulsa también la formación y capacitación de los docentes”, refirió.

El Presidente Peña Nieto dijo que “entendiendo el gran esfuerzo que hacen las maestras y los maestros para cambiar, mejorar y buscar la excelencia, se está impulsando una política para fortalecer su salario en función del mérito. Por ello, quienes obtienen una calificación destacada en la evaluación tienen un incremento del 35 por ciento sobre el sueldo base, y a lo largo de los años estos incrementos pueden llegar, incluso, hasta un 180 por ciento sobre su salario base”.

Anunció que “junto con los nuevos libros de texto que se harán acordes con el nuevo modelo educativo, vamos a recuperar algo que se había perdido: el Libro del Maestro”, que permite ayudar a los docentes sobre cómo educar a las niñas y niños.

Reiteró que el nuevo contenido pedagógico que considera el nuevo modelo educativo “está orientado no sólo a que los jóvenes o los niños aprendan memorizando, sino que aprendan a aprender”.

De igual forma, dio a conocer el lanzamiento del Premio Nacional de Innovación Educativa Jaime Torres Bodet, que “se otorgará a las maestras y maestros que en forma destacada impulsen prácticas pedagógicas que logren mejorar el aprendizaje de los alumnos. Los docentes que en el futuro obtengan este Premio habrán de ser reconocidos por su visión y compromiso para impulsar esta noble misión”.

En el evento, el Presidente de la República canceló el timbre postal conmemorativo del Día del Maestro y entregó la “Condecoración Maestro Altamirano”, por 40 años de servicio, a los profesores: Julia Eugenia Rodríguez Zamarripa, Juan José Soto Mayorga, y Amalia Eneyda Lerma Quijas.

También entregó el “Reconocimiento por Desempeño Destacado y Excelente”, obtenido en la Evaluación del Desempeño en Educación Básica y Media Superior a los profesores: Gisela Esmeralda García Limón, Ana Rocío Trujillo Tapia, Eber Medina Flores y Virgilio Héctor Cortés López. (Presidencia)