miércoles, 24 de mayo de 2017

12:08:00
CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo de 2017.- El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) alcanzó un nivel de 6.17 por ciento a tasa anual en la primera quincena de mayo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este miércoles.

Se trata de la inflación más alta desde la primera quincena de abril de 2009, es decir, en poco más de ocho años.

El sondeo de analistas consultados por Bloomberg anticipaba un crecimiento de los precios de 6.10 por ciento.

Con este resultado la inflación logra hilar dos quincenas arriba de los seis puntos porcentuales, el doble de la tasa objetivo de Banco de México (3 +/- 1 punto porcentual), que en lo que va de 2017 ha elevado en 100 puntos base la tasa de interés interbancaria, actualmente en 6.75 por ciento.


La mayor incidencia en el indicador estuvo a cargo de los precios de los energéticos, las mercancías no alimenticias y de alimentos y bebidas, de acuerdo con datos de Inegi.

En el agregado, el componente subyacente del índice -el cual contempla sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, repuntó a tasa anual 4.75 por ciento en la primera quincena del mes.

El total de mercancías apuntó un aumento de 6.24 por ciento anual, para los servicios fue de 3.49 por ciento.

En tanto que, el componente no subyacente -que comprende los precios de bienes y servicios que son influenciados por factores externos como el clima o los mercados internacionales-, registró un aumento de 10.71 por ciento a tasa anual. Los agropecuarios subieron 6.56 por ciento.

Los precios de energéticos y tarifas no autorizadas por el Gobierno subieron a una tasa de 13.50 por ciento anual en el mismo periodo.

Quincena contra quincena la inflación descendió un 0.34 por ciento, un consenso de analistas consultados por Bloomberg preveían una caída de 0.40 por ciento en la primera quincena del quinto mes del año

El comportamiento quincenal estuvo en línea con la entrada en vigor de los subsidios a las tarifas eléctricas en algunos estados del país.

No obstante, se advierte que el incremento en las tarifas del transporte público fue el principal factor que presionó al alza la inflación.

El precio del aguacate, de los autos y del huevo, fueron los siguientes bienes con mayor incidencia quincenal..

Por el contrario, las tarifas eléctricas destacaron como las que más restaron al crecimiento del indicador. Otros productos fueron el limón y la gasolina Magna. Además, pasadas las vacaciones de Semana Santa, los servicios turísticos en paquete también redujeron sus precios y aliviaron el ritmo de la inflación. (Thamara Martínez / El Financiero)