sábado, 27 de mayo de 2017

11:06:00
BRUSELAS, Bélgica, 27 de mayo de 2017.- Melania Trump, en su primer viaje oficial a Europa, y Brigitte Trogneux, la esposa del presidente de Francia, Emmanuel Macron, recién llegado al Elíseo, estaban llamadas a acaparar la atención en el encuentro de primeras damas de los países miembros de la OTAN, reunidos este jueves en una cumbre en Bruselas, pero un arquitecto belga se convirtió en el protagonista de la foto de familia.

Entre una reina (Matilde de Bélgica), esposas de presidentes de Gobierno y de dirigentes de República, por vez primera, en un encuentro de este rango, apareció un hombre. Gauthier Destenay posó sonriente junto a nueve mujeres. Es el marido de Xavier Bettel, de 44 años, el primer ministro de Luxemburgo.

Gauthier Destenay posa junto a Matilde de Bélgica, Melania Trump y Brigitte Trogneux en Bruselas. (EFE)

Destenay y Bettel contrajeron matrimonio hace dos años, después de cinco de relación y meses después de que fuera posible en Luxemburgo la unión legal de personas del mismo sexo, gracias a una iniciativa que el primer ministro había impulsado. Bettel fue el primer el jefe de Gobierno que celebra un matrimonio gay en uno de los 28 países que conforman la Unión Europea. Tras la expresidenta de Islandia —que no forma parte de la UE—, Jóhanna Sigurðardóttir, —que contrajo matrimonio con su compañera—, y el ex primer ministro de Bélgica, Elio Di Rupo, el de Luxemburgo fue el tercer dirigente del Viejo Continente que se declaró abiertamente gay.

La presencia de su marido en la cumbre de Bruselas también ha marcado un hito. Destenay puso el toque masculino en el programa organizado para las primeras damas en la capital belga. Primero, una vista al Museo Magritte y para cerrar la jornada una cena en el castillo de Laeken, presidida por la reina Matilde.

Destenay no tiene un perfil público. Es natural de Arlon, una provincia valona colindante con Luxemburgo y ejerce su profesión de arquitecto. Y cuando la ocasión lo requiere, las obligaciones de consorte del primer ministro de Luxemburgo, como ocurre con las mujeres casadas con presidentes. El cargo aún no tiene nombre. (El País)