sábado, 27 de mayo de 2017

09:56:00
EL CAIRO, Egipto, 27 de mayo de 2017.- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha asumido la autoría del ataque contra un autobús en el que viajaban cristianos coptos en la provincia de Minia, en el sur de Egipto, que causó el viernes 29 muertos y 13 heridos.

En respuesta, aviones egipcios efectuaron bombardeos contra posiciones yihadistas en Derna, en el este de Libia, después de que el mandatario asegurase que Egipto “no dudará en golpear campos de entrenamiento” de extremistas, tanto en “suelo egipcio como extranjero”.

Familiares lloran durante el funeral de las víctimas de un atentado perpetrado en la entrada del Monasterio de San Samuel el Confesor, en Egipto. (EFE)

Los coptos egipcios representan entre el 10 y el 12 por ciento de la población, y concretamente, Minia cuenta con el mayor número de fieles de esta comunidad en el país.

Según aseguró este viernes Al Sisi, una de las causas de estos ataques en Egipto es porque “el Dáesh (acrónimo en árabe del EI) está siendo derrotado en Siria”, por lo que muchos de los combatientes llegan a Egipto atravesando el Sinaí, donde tiene base una filial del EI, y por los territorios fronterizos con Libia.

El ataque de este viernes, el tercero en los últimos seis meses contra los cristianos coptos, se produjo cuando un autobús, que se dirigía al monasterio de San Samuel, cerca del pueblo de Al Adua, en el camino del desierto Occidental, fue acribillado arbitrariamente por diez hombres enmascarados, que iban a bordo de tres vehículos, según el Ministerio de Interior egipcio.

Los coptos egipcios representan entre el 10 y el 12 por ciento de la población, y concretamente, Minia cuenta con el mayor número de fieles de esta comunidad en el país. (EFE)