miércoles, 24 de mayo de 2017

14:06:00
CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo de 2017 – Porque no debería de existir una fecha especial para celebrar a las reinas de la casa y agradecerles todos los días por todos sus cuidados y detalles que ese gran ser humano ha hecho por nosotros. ¿Por qué no devolverle el favor y regalarle un recuerdo que le deje un buen sabor de boca? Un rico chocolate, sin duda alguna, es la mejor opción.

A través de los años, los chocolates se han convertido en un regalo de gran valor para  celebrar distintas ocasiones, para demostrar un sentimiento de alegría, de amor, o simplemente para decirle a mamá cuanto la queremos. Regalar chocolates significa que consideramos a la persona que los recibe como alguien muy especial y deseamos que esa persona tenga sentimientos favorables también por nosotros.


El cacao, es un regalo divino que la naturaleza nos brinda y que da origen al delicioso chocolate, que además de ser delicioso posee numerosas cualidades y aporta muchos beneficios a nuestra salud y según especialistas el consumirlo se liberan endorfinas que "producen alegría, felicidad y amor".

Existen fechas especiales como lo es el día de las madres que tiene origen desde hace más de 95 años, cuando un periodista llamado Rafael Alducin que trabajaba para el periódico " Excélsior" hizo una invitación un 13 de Abril de 1922 a toda le gente, para que propusieran un día de festejo a las madres. Es así como el 10 de mayo de 1922, por primera vez en México se celebra a la madres.

Diez años más tarde, el presidente Manuel Ávila Camacho colocaría la primera piedra del Monumento a la Madre en la Ciudad de México, donde también una placa dicta "A la que nos amó antes de conocernos".

Sea el día que sea, con sus distintas maneras de celebrar; las madres son y serán el centro y soporte de las familias, por ello nunca olvidemos esos pequeños detalles como lo es regalar un delicioso chocolate que nunca pasará de moda.

Así que no lo dudes, si quieres hacer un buen regalo, el chocolate es la mejor opción.

Para la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares (Aschoco) es primordial rescatar y fortalecer la imagen del chocolate, símbolo de identidad nacional y parte de nuestra herencia y tradición.