lunes, 29 de mayo de 2017

22:58:00
Propuesta de la oposición para que los funcionarios en el Consejo tengan sólo voz y no voto es bloqueada por la mayoría panista

MÉRIDA, Yucatán, 29 de mayo.- Este día, en sesión ordinaria de Cabildo, se aprobó "reestructurar, dotar de nuevas funciones y sustituir" al Consejo de Desarrollo Urbano, el cual será conocido ahora como el Consejo Municipal de Ordenamiento Territorial, de Desarrollo Urbano y Vivienda.

El Cabildo en sesión (imagen: transmisión en vivo del Ayuntamiento de Mérida)

El punto de acuerdo, leído por el regidor Mauricio Díaz Montalvo, del PAN, enumera a las instituciones educativas, colegios y asociaciones que forman parte del Consejo así como sus funciones.

Éste, señala el acuerdo aprobado por Cabildo, es un órgano consultivo auxiliar, de participación ciudadana y de conformación plural, de opinión y deliberación de las políticas y acciones que impulsa el Ayuntamiento de Mérida y las que se realicen en el ámbito de jurisdicción del municipio.

José Rivero Mendoza, del PRI, dijo que este Consejo va a estar integrado por 20 miembros que conforman el gobierno municipal, con voz y voto, cuando son 15 asociaciones que representan a la sociedad, exhortando al alcalde a invitar a más organizaciones que permitan aportar a este Consejo.

Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano, se sumó a la propuesta de Rivero, señalando que si los ciudadanos no son la mayoría en los Consejos, éstos no son Consejos ciudadanos. La regidora también pidió dejar abierta la puerta para que en lo sucesivo puedan invitar a más organizaciones.

"No le tengamos miedo a perder el control", dijo la edil.

Mauricio Díaz Montalvo, del PAN, precisó que los miembros son los mismos del anterior Consejo y que queda abierta la posibilidad de incluir a más asociaciones civiles que quieran participar y se dediquen a los temas que abarca éste, como se ha hecho en otros Consejos.

Enfatizó que el Consejo será un órgano consultivo, subrayando que lo que ahí se decida no va a ser necesariamente lo que en Cabildo se avale, añadiendo que las propuestas deben pasar previamente por comisiones.

El panista propuso quitar a todos los regidores del Consejo, propuesta que finalmente no se sometió a votación. En respuesta, Milagros Romero planteó la posibilidad de quitar a los funcionarios del Ayuntamiento, señalando que éstos reciben órdenes del alcalde.

Díaz Montalvo señaló que es necesario que haya "gente técnica" que les pueda hablar en nivel técnico, defendiendo la presencia de los titulares del IMPLAN, Desarrollo Urbano y Obras Públicas.

En proyectos donde se afecte a un entorno se debe escuchar a los ciudadanos interesados

Milagros Romero señaló que la gente afectada por las decisiones que toma el Consejo debe ser incluida, al menos provisionalmente, en sus sesiones, cuando se traten temas que afectan a su entorno.

Rommel Uribe Capetillo, del PAN, dijo que los Consejos serían "eternos" si meten a más gente, señalando que lo ha vivido.

Recordó que el alcalde declaró que hay actualmente 72 Consejos consultivos, por lo cual llamó a hacerlos lo más ágiles posibles y que la gente que vaya entienda los asuntos a tratar y opinando que meter a gente que no conoce del tema "es perder el tiempo".

María Fritz Sierra, secretaria municipal, sostuvo que hay mayoría ciudadana incluyendo a los regidores, indicando que la puerta está abierta para que se invite a más agrupaciones a formar parte del Consejo.

Romero recordó la cerrazón que hubo por parte de ciertos funcionarios cuando iniciaron las obras en Cordemex el año pasado y el trabajo que costó que se le diera foro a los vecinos para que pudieran ser escuchados.

La edil insistió en que los ciudadanos afectados que tengan contrapropuestas sean escuchados, señalando que en ese caso se logró al final un mejor proyecto.

También recordó que los polémicos mini cuartos fueron aprobados por el Consejo de Desarrollo Urbano, indicando que si allá hubiera habido participación ciudadana no lo hubieran votado porque la gente no estaba de acuerdo.

Por ello la regidora reiteró su propuesta de que cuando se vaya a aprobar obra pública en determinada zona se incluya de manera provisional para opinar acerca del tema a la gente del área pues, dijo, ésta no se entera hasta que se votó y de repente ni estuvo de acuerdo.

Finalmente, Romero propuso que directores titulares de dependencias tengan voz pero no voto. Su propuesta contó con el voto a favor de los 5 regidores del PRI, Tonatiuh Villanueva del PRD y Octavio Carrillo de Morena pero no fue aprobada porque los 11 ediles del PAN votaron en contra.

El acuerdo relativo a la reestructuración del Consejo de Desarrollo Urbano fue aprobado por unanimidad.

El órgano consultivo fue creado mediante acuerdo de Cabildo del 22 enero 2016. El nuevo Consejo se instalará a más tardar el último día hábil de junio del año en curso. 

Cabe mencionar que los Consejos municipales sesionan a puerta cerrada y sus integrantes son elegidos por el Cabildo a propuesta del presidente municipal. 

Mensaje del alcalde

En su mensaje final, el alcalde Mauricio Vila Dosal desmintió que haya más funcionarios que ciudadanos en el Consejo.

"Quiero pensar que, a lo mejor, a los regidores del PAN se les tomaba como que siempre iban a votar a favor de los funcionarios y tengo que entender que entonces los de oposición siempre iban a votar en contra", dijo.

Bajo ese supuesto, señaló que si estamos hablando que sus integrantes son 11 funcionarios, 15 de la sociedad civil y 9 los regidores de los cuales 5 ediles se suman al grupo de funcionarios para hacer 16 y 4 ediles al de la sociedad civil para un total de 19.

Explicó que esto quiere decir que ni los funcionarios ni el partido del gobierno tienen la mayoría en el Consejo.

Vila destacó que los integrantes del órgano consultivo son gente con mucha competencia e instituciones muy respetables.

"Yo veo un consejo totalmente ciudadano", dijo el primer edil. (José Repetto)