viernes, 28 de abril de 2017

02:16:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de abril.- El presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Alejandro Cuevas Mena, está más preocupado en descalificar que en buscar coincidencias en su propio instituto político, señaló el regidor meridano Tonatiuh Villanueva Caltempa.


El concejal del Sol Azteca manifestó que Cuevas en vez de intentar resolver los problemas que existen al interior de su instituto político solo los incrementa, por lo que lo calificó como el principal factor de división que existe en ese partido.

Destacó que el Comité Ejecutivo Estatal está entregado completamente al gobierno del estado, por lo que es incapaz de hacer señalamientos sobre todo lo que está aconteciendo en Yucatán.

“El dirigente no se refiere a los problemas del campo, los feminicidios, ni cuando la policía estatal agredió a uno de nuestros correligionarios. Nunca se ha pronunciado contra el gobierno y sus excesos”, declaró.

Sin embargo, sí vierte acusaciones sin fundamento contra sus propios compañeros de partido; todo lo que no hace con el gobierno y el PRI sí lo hace contra sus correligionarios. ¿De qué lado está? Cuestionó Villanueva.

De igual modo, indicó que con dinero del partido corrompe a compañeros, condiciona a los municipios para que reciban sus prerrogativas dependiendo si están con él o están con nosotros.

Tonatiuh dejó en claro que el problema interno de los disidentes es únicamente con Eduardo Sobrino y con Cuevas Mena, no con la militancia perredista.

El edil de izquierda recordó que el conflicto con Cuevas empezó el día que se negó a votar en contra del Tribunal de lo Contencioso de Mérida, “previamente él me solicitó el voto en contra porque me dijo en su casa 'me están pidiendo el voto en contra de parte del PRI y del gobernador' y yo le dije que no iba a recibir línea de nadie ya que decidí votar a conciencia”.

"Ahí empezó el conflicto, inmediatamente después salió a los medios de comunicación a acusarme de que yo no había pagado mis cuotas; cuando fueron pagadas se quedó sin argumentos y dijo que yo estaba peleando porque nos quitaron sueldos de varias personas, que tenían espacios que ya habíamos ganado".

Con la disidencia, en la que también se encuentra el diputado local David Barrera Zavala, observamos que la dirigencia y el resto de las corrientes perredistas vemos de distinta forma los mismos temas.

"Todas las expresiones estamos levantando la voz por lo que el presidente del partido no hace. Cuevas Mena debería tener voz, la voz de la gente que representamos a la izquierda, pero solo vemos a un dirigente diciendo que todo está bien, que no pasa nada, que Rolando es el mejor gobernador y lo entiendo, él tiene compromisos con el gobernador, pero también tiene compromisos con el partido", puntualizó. (Boletín)