sábado, 11 de febrero de 2017

12:08:00
ZAPOPAN, Jalisco, 11 de febrero de 2017.- En ningún momento de la historia mexicana las fuerzas armadas han sido doblegadas o sometidas. Siempre han estado de pie con coraje, valor, patriotismo y dispuestas a dar la vida para velar por los intereses supremos de la nación, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto, quien rindió homenaje y patentizó gratitud a las instituciones militares del país.

Ante la plana mayor de los cuerpos castrenses reiteró su compromiso de actuar invariablemente en favor de los mexicanos. Hacerlo así, indicó Peña, no responde sólo al sentido del deber inherente al cargo de presidente de México y la convicción, sino "por el gran amor que le profeso a la nación, que siento por México y el privilegio que hoy tengo de actuar" por ella.

"Como comandante supremo, seguiré al amparo de esta premisa central: velar, en todo momento, por los intereses de México."

El presidente Enrique Peña Nieto recorrió la nuevas instalaciones de la Base Aérea Militar número 5 acompañado del General Salvador Cienfuegos Zepeda y del almirante Vidal Francisco Soberón Sanz. (Foto La Jornada)

Enseguida, y para resaltar las prendas distintivas de la actuación y comportamiento de las fuerzas armadas, refirió el accidente ocurrido la víspera a un cadete del Heroico Colegio Militar, quien cayó de bruces al parecer por insolación durante la ceremonia de aniversario de la Marcha de la Lealtad.

A muchos llamó la atención ese hecho, convino el presidente Peña.

Pero "caer así, de manera firme, serena y sin meter las manos ni doblarse, no es más que señal de ese carácter, valor, gallardía y coraje que distingue a los integrantes de las fuerzas armadas. Haberlo hecho de otra manera era no caer con honor. Había que hacerlo de esa manera", dijo.

El mandatario encabezó aquí el 102 aniversario de la Fuerza Aérea, y convocó una vez más a los mexicanos a unirse.

Se trata de un momento en el que los mexicanos están llamados, desde distintos ámbitos de la sociedad, plataformas y sectores, a atender la convocatoria a la unidad nacional. "Actuar en un frente común, con enorme solidaridad, en la defensa de nosotros mismos, de los valores que nos han identificado y que nos dan sentido de unidad, de pertenencia y orgullo" de ser habitantes de este país.

Esa unión, subrayó entonces, debe traducirse en resultados, significar un mejor futuro para México. Para ese fin, dijo, "debemos actuar con firmeza y determinación, con altura de miras, con serenidad y prudencia, pero siempre teniendo en mente y claro que primero y por delante están los intereses de la nación".

Antes, el mandatario refirió una vez más el centenario de la Constitución mexicana. Esta, dijo, sigue siendo la brújula para construir una patria justa y generosa, de oportunidades.

"'Defenderla es velar por el camino que hemos elegido como sociedad para construir nuestro propio destino. Llevar valores y aspiraciones a la práctica como la mejor forma de asegurar un desarrollo armónico, equitativo e incluyente."

En esta visita, Peña Nieto entregó nuevas instalaciones de la Base Aérea Militar número 5. Además, puso de relieve el programa de renovación de la flota, de radares e instrumentos de navegación.

También habló de la reactivación de la industria aeronáutica militar con el Proyecto Azteca para diseñar, desarrollar y fabricar aviones, cohetes y simuladores.

De acuerdo con información oficial se trata de un avión prototipo y dos aviones biplaza para adiestramiento básico de vuelo y de un entrenador de vuelo para helicópteros B-212 para capacitar pilotos bajo escenarios adversos. (Rosa Elvira Vargas / La Jornada)