domingo, 12 de febrero de 2017

22:55:00
Nota de Khira Cabrera / Fotografías de Jorge de la Cruz

MÉRIDA, Yucatán, 12 de febrero.- Polonia se hizo presente en el cuarto programa de la XXVII temporada de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, con la participación del director huésped Piotr Sulkowski , el violinista Sebastian Kwapisz, y con la ejecución de la Obertura “Leyenda Báltica”, de Feliks Nowowiesjki (1877–1946) que reunió a una nutrida concurrencia en el Teatro José Peón Contreras en los conciertos del pasado viernes y de este domingo.

Estrenada en noviembre de 1924, la Obertura de Nowowiejski es “uno de los principales referentes de la ópera nacionalista polaca” y se basa en “un antiguo mito eslavo acerca de la ciudad sumergida de Vineta, donde un humilde pescador de nombre Doman se da a la tarea de obtener el anillo de la reina Jurata, cuyo reino yace en las profundidades del Mar Báltico”, destacando en la interpretación los sonidos del violín y del arpa.


Posteriormente, Kwapisz, destacado violinista quien también tiene la nacionalidad mexicana y actualmente es concertino de la Orquesta Filarmónica de la UNAM, ejecutó el Concierto para violín, Op. 35 de Erich Wolfang Korngold, músico nacido en Viena y de origen judío, que al asumir Hitler el poder emigró a Estados Unidos para continuar su carrera. El concierto, estrenado en 1947, está dedicado a Alma Mahler y se considera “una obra romántica sin abages, con un carácter vibrantemente cinematográfico, rompiendo el tópico de que ningún ‘compositorcillo’ de celuloide era capaz de escribir una obra que no sólo está entre los mejores conciertos de su tiempo, sino que retiene el sentimiento popular de una película de Hollywood en el inolvidable trazado de su material temático”. La excelente interpretación de Kwapisz mereció una generosa ovación del público asistente.



Después del intermedio la Orquesta interpretó la Quinta Sinfonía de Ludwing van Beethoven, estrenada en 1808 en el Theater an derr Wiemn de Viena. “Robert Schuman escribió que esta sinfonía ejerce invariablemente su poder sobre los hombres de todas las edades como esos grandes fenómenos de la naturaleza… Esta Sinfonía, también, se escuchará en los siglos futuros, más aún, mientras existan la música y el mundo”. Y a más de doscientos años de distancia, la predicción de Schuman sigue vigente. La Quinta Sinfonía, escrita en tiempos donde la sordera cobraba factura al notable compositor vienés, es una de las favoritas del público, que de pie brindó una cálida ovación al maestro Sulkowski y a la Orquesta Sinfónica de Yucatán.



El próximo programa se llevará a cabo el viernes 17 de febrero a las 21:00 horas y el domingo 19 de febrero de 2017 a las 12:00 horas.