lunes, 13 de febrero de 2017

13:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de febrero de 2017.- Ante alumnos universitarios, el Gobernador Rolando Zapata Bello convocó a autoridades y sociedad a unirse en una gran alianza que transforme las actitudes humanas respecto al medio ambiente, a fin de garantizar la preservación del ecosistema. 

Durante la puesta en marcha de la planta de tratamiento de aguas residuales de la Universidad Marista de Mérida, el titular del Poder Ejecutivo señaló que fomentar entre los habitantes acciones que protejan los recursos naturales es una tarea diaria, amplia e intensa que requiere el trabajo de todos. 

"Hoy esta casa de estudios, sus estudiantes, maestros y directivos están predicado con la fuerza moral del ejemplo a través de esta planta. Ustedes jóvenes están llamados a ser agentes de ese cambio transformador en el colectivo social y a convertirse en la fuerza expansiva que fortalezca a nuestra sociedad para ver con optimismo cualquier reto y desafío”, aseveró. 


Acompañado del rector de la Universidad Marista, Miguel Baquedano Pérez, el mandatario recordó que desde el Gobierno del Estado, en coordinación con la sociedad civil, se han impulsado actividades de protección de los recursos naturales como el decreto de creación de la Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes, importante acuífero conformado por 25 mil millones de metros cúbicos de agua, lo que representa el 20 por ciento del acopio de México.    

Asimismo, Zapata Bello se refirió al decreto 418, que establece al territorio de Yucatán como zona libre de cultivos agrícolas con organismos genéticamente modificados, cuyo propósito es garantizar que se preserve la biodiversidad. La disposición va acompañada de políticas públicas como el programa Peso a Peso, que aplica incentivos del 70 por ciento a productores que utilicen insumos orgánicos y la entrega de paquetes tecnológicos con semillas mejoradas por selección.

De igual forma, el titular del Poder Ejecutivo reconoció a la Universidad Marista como una gran aliada, pues fue la institución que junto con la iniciativa privada y los Gobiernos de Yucatán, Campeche y Quintana Roo suscribieron el Acuerdo para la Sustentabilidad de la Península, en el que se plantean acciones para enfrentar de manera compartida los retos ambientales de la región.

“Por eso reconocemos a esta casa de estudios, que no sólo se preocupa por la formación integral de los estudiantes, sino que va más allá dando ejemplo y muestra de congruencia y compromiso por el cuidado de los recursos naturales”, finalizó el mandatario durante encuentro realizado en el Salón de Usos Múltiples “Jorge Muñoz Rubio”.

Posteriormente, el Gobernador activó el sistema que puso en funcionamiento la planta de tratamiento de aguas residuales, en la que la Universidad Marista invirtió dos millones de pesos y en la que se emplea tecnología de biorreactor de membrana, además de que cuenta con la capacidad para procesar 30 mil litros diarios.

Más tarde, Zapata Bello y directivos de dicha casa de estudios recorrieron el edificio de la Escuela de Ciencias de la Salud, donde observaron el centro de simulación clínica y las unidades de hospitalización y cardiopulmonar, en las cuales practican los alumnos.