sábado, 4 de febrero de 2017

10:57:00
WASHINGTON / SEATTLE, 4 de febrero de 2017.- El secretario de Justicia del estado de Washington, Bob Ferguson, anunció el viernes que un juez federal ordenó que se suspenda de inmediato y en todo el país el decreto del presidente Donald Trump que pone trabas inmigratorias a personas de siete países de mayoría musulmana.

La suspensión es temporal y estará vigente hasta que el juez federal emita un fallo sobre una demanda del estado de Washington, que argumenta que el decreto inmigratorio de Trump es ilegal e inconstitucional.

Ferguson dijo que "la constitución se impuso hoy" y que "nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente".

El gobernador de Washington, Jay Inslee (demócrata), dijo que la orden era una "victoria tremenda para el estado de Washington".

El presidente de EE. UU. firmó una orden ejecutiva en la que prohibía la entrada a EU de personas de siete países de mayoría musulmana.  (Foto: Reuters)

La Casa Blanca calificó el viernes la orden del juez federal de "indignante" e informó que el Departamento de Justicia presentará una solicitud de emergencia para detenerla.

"Lo más pronto posible, el Departamento de Justicia tiene la intención de presentar una suspensión de emergencia a esta orden escandalosa y defender la orden ejecutiva del presidente, que creemos legítima y apropiada", dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, en un comunicado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, explotó en Twitter la mañana de este sábado contra la decisión de un juez federal que detiene su decreto inmigratorio a nivel nacional.

"¡La opinión de este supuesto juez, que esencialmente le quita el cumplimiento de la ley a nuestro país, es ridícula y será anulada!", escribió en Twitter.

La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza alertó el viernes a las aerolíneas que el gobierno de Estados Unidos comenzaría inmediatamente a rehabilitar las visas que habían sido canceladas previamente y avisó a las compañías aéreas que los refugiados que tengan una visa también serían admitidos, dijo el ejecutivo de una aerolínea.

Trump envió una serie de tuits lamentando la orden del juez que suspendía el decreto.

"Cuando un país ya no es capaz de decir quién puede, y quién no, entrar y salir, específicamente por razones de protección y seguridad – ¡gran problema!", escribió.

Qué dice el decreto

La semana pasada, Trump firmó la orden que prohibía la entrada a los viajeros de siete países de mayoría musulmana durante un periodo de 90 días y además suspende la admisión de refugiados durante 120 días.

Los países afectados son Irán, Iraq, Siria, Sudán, Libia, Yemen y Somalia, de acuerdo con un funcionario de la Casa Blanca. Además, limita el número de refugiados que podrán llegar a Estados Unidos durante el año fiscal 2017 en 50,000, menos de la mitad del nivel actual que está en 110,000.

"Estoy estableciendo nuevas medidas de revisión para mantener a los terroristas radicales islamistas fuera de Estados Unidos", dijo Trump durante la firma del decreto en el Pentágono. "No los queremos aquí".

La orden generó confusión en los aeropuertos estadounidenses el sábado cuando personas de esos países fueron detenidas al llegar a Estados Unidos. También originó protestas en varios aeropuertos en apoyo a los inmigrantes y contra el decreto.

Cuestionamientos sobre la legalidad

Los presidentes tienen un amplio poder en la configuración de la política de inmigración, pero muchos críticos sienten que partes del decreto de Trump son inconstitucionales y discriminatorias. Ya ha habido reacción en los tribunales.

Además de la decisión de este viernes, un juez federal de Nueva York concedió una suspensión de emergencia para los ciudadanos de los países incluidos en la prohibición, para que no puedan ser sacadas de Estados Unidos.

Un tribunal federal en el estado de Washington emitió una suspensión que prohíbe que los viajeros detenidos allí sean enviados a sus países de origen.

Jueces federales en Boston indicaron el domingo por la mañana que agentes no puede detener a una persona con base en el decreto de Trump.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo el domingo que cumpliría con las órdenes judiciales de no deportar a los viajeros detenidos.

¿Por qué esos siete países?

La administración Trump señaló con el dedo al expresidente Obama. Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que los siete países incluidos en la orden ejecutiva ya habían sido considerados por el gobierno de Obama "países de interés" por terrorismo.

En diciembre de 2015, Obama convirtió en ley una medida que establecía algunas restricciones para ciertos viajeros procedentes de Irán, Iraq, Sudán o Siria. Un par de meses más tarde, se añadieron Libia, Somalia y Yemen.

El decreto de Trump es más amplio que la medida de Obama, ya que prohíbe a todos los ciudadanos de esas siete naciones entrar a Estados Unidos durante tres meses.

Muchos se apresuraron a señalar que, aunque Trump se refirió al 11-S como parte de su justificación para mantener fuera a los ciudadanos de ciertos países, ninguna de las naciones de las que procedieron los secuestradores del 11-S – Arabia Saudita, Egipto, Estados Árabes Unidos y Líbano- están en la lista. (CNN)