martes, 7 de febrero de 2017

23:22:00
MÉRIDA, Yucatán, 7 de enero.- “Los reconocimientos a la cultura no serían posibles sin la participación activa de la sociedad y sin políticas públicas que la estimulen y que fomenten un clima de inclusión y de fomento a las artes”, dijo el alcalde, Mauricio Vila Dosal, al entregar hoy la medalla “Silvio Zavala a la Cultura y las Artes” al pintor Manuel Lizama.


En sesión solemne de Cabildo, el presidente municipal manifestó que este día es de doble regocijo ya que además de la entrega de la medalla, el Ayuntamiento luce completo al tener debidamente restaurados los dos murales de la autoría de Manuel Lizama que se encuentran en los bajos de Palacio Municipal.

-Nos referimos a los murales “Mérida, crisol de 2 razas”, y “La Paz, un Anhelo Universal”, que son parte de la belleza de la ciudad,  de nuestra identidad-puntualizó.

Durante su mensaje, el alcalde expresó que en el Ayuntamiento que encabeza es necesario fomentar el arte para formar mejores ciudadanos, de ahí la importancia de homenajear a artistas como Manuel Lizama, que con su obra contribuyen hacer de Mérida una ciudad amable, solidaria y orgullosa de sus raíces.

“El reconocimiento es también una muestra del agradecimiento por su entrega y promoción del arte mediante el grupo de pintores Art`ho y del grupo “Pinceles de la García Ginerés”, explicó, al recordar la trayectoria del artista, cuyos producción de murales también puede observarse en otros edificios públicos y privados de Mérida, como la Sala del Consejo Universitario de la UADY, la Clínica de Ofalmología Medytec, y el Palacio Municipal de Valladolid, entre otros.

Vila Dosal recordó que en este año Mérida destaca ante el mundo como Capital Americana de la Cultura, en reconocimiento al talento de los ciudadanos que han destacado en las artes y también gracias a las políticas públicas que han dado impulso sin precedente a la cultura en la ciudad.

Asimismo resaltó que Mérida es la primera ciudad en tener una Carta de los Derechos Culturales y se han asumido los compromisos de la Agenda 21 para la Cultura, garantizando el acceso a todos los meridanos a los bienes culturales.

El presidente municipal comentó que para finales de este año, en el sur de la ciudad se estaría inaugurando el primer Centro Cultural del Sur, en la Emiliano Zapata Sur, en donde se dará clases de pintura, artes plásticas y fotografía, entre otros, para lo cual invitó al maestro Manuel Lizama a ser partícipe de este acontecimiento.

“Este año tenemos destinado $1,000 millones de los cuales el 40% será para obras de infraestructura vial y parques, y la edificación de espacios para el fomento del deporte, cultura y superación”, comentó.

Esto, continuó, forma parte del proyecto Mérida Incluyente, que tiene por objeto disminuir la brecha de desigualdad que hay entre la Mérida del norte y la del Sur, para que todos los meridanos tengas las mismas oportunidades.

El maestro Manuel Lizama Salazar, agradeció al alcalde y al jurado por nombrarlo como recipiendario de tan distinguida medalla en reconocimiento a su labor y a su aportación en la ciudad.

Dijo que durante su trayectoria como pintor, ha realizado poco más de 200 pinturas las cuales han reflejado parte de los cambios que se han presentado en la ciudad y el estado.

“Me dediqué a recorrer los barrios de la ciudad, y me he dado cuenta de las modificaciones, que se han presentado con el paso de los años, tengo pinturas realizadas de cómo era el barrio para el año de 1960 y lo comparo a lo que es hoy”, expresó.

Posteriormente, el alcalde y el maestro Manuel Lizama, acompañados de los regidores y demás invitados, recorrieron los bajos de Palacio Municipal para apreciar los murales realizados por el aclamado pintor.

Descripción de los murales

En uno de ellos se muestra la fundación de la ciudad de Ichcaansihó y en el otro se muestra el anhelo de la Paz. En estos cuadros, el pintor manejó principalmente dos colores, el rojo y el azul. En el primero se aprecia a un grupo de españoles, dirigidos por un varón maya, y se observan los planos en los que se convertiría la ciudad. También vemos a un dios descendente, el escudo de Mérida, una mujer sosteniendo con la mano izquierda una guirnalda y un listón con la leyenda, ¨Muy noble y muy leal ciudad de Mérida¨.

También se puede ver un grupo de escultores y misioneros, que teniendo como fondo la arquitectura de las iglesias y conventos que se establecerían en la Península de Yucatán, anuncian los inicios de la evangelización. Como remate, se puede observar el símbolo del trabajo y la dedicación, ejemplificados por un personaje que sostiene entre sus manos un crisol.

Breve semblanza

Manuel Lizama nació el 25 de junio de 1931 en Mérida. Está casado con Edith Magaña Alpuche, con quien tuvo tres hijas: Oyuki, Ilya y Zazil, y un hijo, Sandro Manuel.

Es egresado de la Escuela de Artes Plásticas de esta ciudad. Durante 23 años fue profesor de Pintura en dicha institución; actualmente  está jubilado y se dedica al ejercicio de la pintura.

Desde 1955 que salió de la escuela después de cuatro años de estudios ha estado participando en exposiciones tanto colectivas como individuales en varios estados de la República, así como en el extranjero; en nuestro país ha expuesto en Puebla, Guadalajara, Chetumal, Cuautla, Veracruz, Campeche, Tabasco, Isla Mujeres, Cancún, Cozumel, Mérida, Valladolid, Motul, Tizimín, Ciudad del Carmen, Buctzotz, Progreso.

Como muralista, se ha invitado a Lizama a realizar trabajos de gran formato que están en lugares de importancia como la Universidad Autónoma de Yucatán ubicado en la Sala del Consejo Universitario de la UADY, la Clínica de Ofalmología Medytec, el Palacio Municipal de Valladolid, la Junta de Agua Potable de Yucatán (Japay), la escuela Normal Urbana “Rodolfo Menéndez de la Peña” el Centro Cívico de la Ciudad Hermana de Glendora, California, Estados Unidos y el Hospital “Victoriano Nieves” de Ciudad del Carmen.

Invitados

En el evento estuvo presente el rector de la Universidad Modelo Carlos Sauri Duch; en representación del rector de la Uady, José de Jesús Williams, el secretario general de la universidad, José Luis Villamil Urzaiz; el director general de la Escuela Superior de Artes de Yucatán, Enrique Martín Briceño, así como funcionarios municipales. (Boletín)