sábado, 11 de febrero de 2017

13:01:00
MANILA, 11 de febrero de 2017.- Al menos seis personas han muerto y más de un centenar resultaron heridas después de que un terremoto de magnitud 6,7 grados en la escala abierta de Richter sacudiese la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas. El temblor tuvo lugar a las 22.00 del viernes (14.00 GMT) con su epicentro en aguas 14 kilómetros al nordeste de la ciudad de Surigao, al extremo meridional de Mindanao, según el servicio sismológico filipino (PHILVOLCS), que no emitió alerta de tsunami. El terremoto, cuyo hipocentro se localizó a diez kilómetros de profundidad, ha dejado de momento cuatro muertos, al menos uno de ellos un menor, según indicó a la cadena CNN Filipinas la gobernadora de la provincia de Surigao del Norte, Sol Matugas.

Consecuencias del terremoto en la isla de Mindanao, Filipinas. (AFP)

Del más de un centenar de heridos, 68 han sido ingresados en el hospital regional de Caraga, en el centro de Surigao, y 13 se encuentran en estado grave.

Las autoridades han declarado el estado de desastre en la ciudad de Surigao, donde numerosos edificios e infraestructuras han sufrido fuertes daños, entre ellos el capitolio provincial, un centro comercial y dos puentes importantes. Los servicios de emergencia llevan a cabo labores de rescate, sin descartar que pueda haber más víctimas mortales.

El terremoto ha afectado en total a once localidades, en las cuales el suministro de electricidad ha quedado parcial o totalmente cortado. Además, ha obligado a cancelar todos los vuelos en el aeropuerto de Surigao, que según estimaciones de las autoridades locales podría permanecer clausurado hasta el próximo 10 de marzo.

Filipinas se asienta sobre el llamado 'Anillo de Fuego del Pacífico', una zona con gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados. (EFE)