domingo, 29 de enero de 2017

09:45:00
Pedro Echeverría V.

1. Aplaudiría que el loco Trump construya muros altos bloqueando sus fronteras con México, con Canadá, así como cerrando sus accesos al océano Pacífico y el Atlántico. Que vigile que nadie se cuele por tierra, mar o aire y que sólo compre y venda con quien quiera hacer negocios comerciales. Porque si no cierra herméticamente a su país van a seguir penetrando muchos miles en los más de siete mil kilómetros frontera Canadá y ocho mil kilómetros por los océanos. Y si Trump sigue manteniendo su discurso amenazante, retador y fascistoide, lo puede pasar muy mal. Parece que Trump le tiene terror a los musulmanes, pero olvida que en el mundo hay registrados 1,600 millones, en Norteamérica más de 3 millones y medio y que son los musulmanes un 23 por ciento de los habitantes del mundo.


2. Escribí hace más de dos meses que Trump “como niño chiquito” estaba jugando con eso del muro y el pago del mismo. Siguen jugando como necios o imbéciles en “no pago” “tienen que pagar” a pesar que yo decía y sigo afirmando que “dada la relación comercial y endeudamiento EEUU-México durante un siglo el muro ya está repagado, se paga y se seguirá pagando”; además decía que se pueden hacer túneles y/o dinamitarlo. Pienso que el gobierno de Trump va a ser muy difícil porque siempre estará pendiente de la posibilidad que se repita una réplica yanqui del auto bombardeo de “las Torres Gemelas”. La bronca con México es risible porque el oportunismo político ha salido en todo su esplendor con el grito de “unidad nacional alrededor del presidente Peña” para tapar las miles de protestas del pueblo contra el gasolinazo.

3. Hasta Evo Morales, presidente antimperialista de Bolivia, se ha hecho ilusiones pensando en que México mirará hacia el sur del continente. Había que recordarle que México es el patio trasero del imperialismo yanqui; que desde 1982, con la imposición absoluta del Neoliberalismo y la privatización, México –guiado por todos sus gobiernos- es un simple pelele que hace lo que le ordena el FMI, el BM, y otros organismos yanquis. México, por sus 125 millones de habitantes y su extenso territorio, es el segundo país de América Latina, pero desde que se liberó de España colonialista, se hizo dependiente de Europa para luego ser absolutamente dominado por los EEUU. México no sólo ha sido dominado política y económicamente, sino también sus películas, su televisión, sus modas y costumbres, lo aplastan ideológicamente.

4. Trump no está encerrando a su país; usa el pretexto nacionalista con el fin de recuperar para EEUU algunas cosas que se salían de su control. ¿Cómo encerrarse si más de cien países están endeudados con él; si tiene el control del comercio internacional; sí debe asegurar millones de millones de barriles de petróleo para que no paren la fábricas yanquis; si debe asegurar las ganancias de los fabricantes de armas; si organizaciones como la OTAN, los bancos internacionales y todo lo que tiene que ver con la información internacional, tiene que estar bajo su mando? Los regaños y amenazas de Trump son simples mediciones que hace a países y gobernantes. Sabe muy bien que nadie se le puede plantar o rebelar porque sigue siendo el amo del mundo. Pero conserva la lista del llamado “Eje del Mal” para vigilar, provocar y cuidarse. (28/I/17)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com