viernes, 6 de enero de 2017

16:13:00
CIUDAD DE MÉXICO, 6 de enero de 2017.- Con una oferta de 84 mil 828.3 millones de pesos, el consorcio conformado por CICSA (del empresario Carlos Slim), la constructora ICA y la española FCC, obtuvo el contrato para construir la terminal del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

Así lo informó el gobierno de Enrique Peña Nieto al puntualizar que se trata de la propuesta económica más baja entre tres consorcios participantes en la licitación.

Destacó que en la evaluación técnica el consorcio obtuvo 95 de cien puntos, además de que cumplió con todos los requerimientos de la licitación.

La propuesta fue de 84 mil 828 millones 377 mil 320 pesos, sin incluir el Impuesto al Valor Agregado.

El proyecto del aeropuerto.

El consorcio también incluye a las empresas Promotora y Desarrolladora Mexicana (Prodemex), de Olegario Vázquez Aldir; La Peninsular -unidad de construcción de Grupo Hermes- de Carlos Hank Rhon; Constructora y Edificadora GIA+A (GIA), fundada por Hipólito Gerard; así como filiales de las empresas españolas Acciona y FCC -controlada por Slim-.

La propuesta del grupo fue la de mejor puntaje en las propuestas técnica y económica.

La terminal de pasajeros es la joya del multimillonario proyecto aeroportuario que diseñaron el arquitecto británico Norman Foster y el mexicano Fernando Romero, yerno de Slim

El consorcio competía contra otros dos grupos: el de Mota-Engil México, Calzada Construcciones e Impulsora de Desarrollo Integral, Construcciones Aldesem, Construcciones Urales y Jaguar Ingenieros Constructores, pero quedó desechada al obtener 90.8 de puntaje. Su oferta era de 90 mil 73 millones de pesos.

El otro grupo que quedó fuera es el que conforman Omega Construcciones Industriales, Construcciones Rubau y Desarrollo y Construcciones Urbanas. Su oferta era de 87 mil 500 millones de pesos, y quedó descartado por no cumplir con los puntos necesarios de los requisitos que se solicitaron. (Proceso / El Financiero)