jueves, 12 de enero de 2017

08:48:00
MÉRIDA, Yucatán, 12 de enero.- El alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal, anunció esta mañana medidas de austeridad en el Ayuntamiento.

 Juan Carlos Rosel Flores, director de Tesorería y Finanzas; María Fritz Sierra, Secretaria Municipal; Mauricio Vila; Álvaro Juanes Laviada, Coordinador General de Administración y Esteban Cámara Bojórquez, director de Administración (foto: José Repetto)

Ante representantes de los medios de comunicación, el munícipe señaló que ante los tiempos difíciles que atraviesa la economía del país y los bolsillos de los ciudadanos, un gobierno responsable debe aplicar medidas que generen ahorros presupuestales, reducir su gasto corriente e invertir más en infraestructura y desarrollo social.

Por ello, Vila Dosal anunció las siguientes medidas:

Baja de 200 vehículos que por su antigüedad y condiciones representan más costo que beneficio.

Los titulares de las direcciones ya no contarán con vehículo oficial ni el pago de telefonía celular.

Suspensión de la adquisición de vehículos nuevos, salvo los necesarios para la prestación de servicios y obras.

Reducción del 10% en el gasto programado para difusión y comunicación social, materiales de oficina, de limpieza y de tecnologías de la información, vestuario y uniformes y mobiliario y equipo de administración.

Mauricio VIla recordó que ayer se anunció una inversión de 1,000 mdp destinada a acciones de infraestructura y desarrollo social, a ser financiada con recursos propios, aportaciones y participaciones estatales y federales y sin recurrir a endeudamiento.

Álvaro Juanes Laviada mencionó tras el anuncio del alcalde que estas medidas representan un ahorro superior a los 10 mpd.

El alcalde recordó que al iniciar su administración tomó medidas de austeridad y ahorro tales como la reducción de su sueldo en 20%, la desaparición de las prestaciones de servicio médico particular, vehículo oficial y pago de telefonía celular para el presidente municipal, la reducción de la prestación de servicio médico particular para funcionarios de confianza en un 12%, la reducción de compensaciones extraordinarias y la eliminación de los bonos trimestrales, así como una reingeniería administrativa que redujo en un 20% el número de funcionarios de confianza y la reducción del sueldo del tesorero municipal. (José Repetto)