domingo, 1 de enero de 2017

10:25:00
NUEVA YORK, 1 de enero de 2017.- La cantante estadounidense Mariah Carey tuvo que suspender su actuación en el programa Dick Clark's New Year's Rockin' Eve with Ryan Seacrest del canal ABC, que se retransmite en directo desde Times Square, cuando unos problemas técnicos dejaron sin voz su actuación play back. La cantante se encontró con la embarazosa escena cuando interpretaba la canción Emotions y el sonido empezó a dar problemas. Carey, en ese momento, se dedicó a pasear por el escenario y animó al público a que terminase la canción por ella.


La accidentada actuación tuvo lugar pasada la medianoche, cuando el público que abarrotaba la plaza (más de un millón de personas, según los organizadores) ya llevaba hasta seis horas de festejo. Al cabo de unas horas, Carey publicó un mensaje en su cuenta de Instagram: "Seguiremos dando titulares en 2017".

"No revisamos esta canción... estamos perdiendo algunas de las voces, pero es lo que es. Solo voy a dejar que la audiencia cante", dijo Carey.

La cantante intentó continuar con el segundo tema del setlist, pero volvió a experimentar el mismo problema e interrumpió la función. Luego se retiró del escenario, tras poco menos de seis minutos en él. "Tráiganme las plumas, esto simplemente no mejora", dijo antes de irse.

Los incidentes ocurrieron justo en una noche en que Mariah Carey era la atracción principal de la fiesta de Año Nuevo neoyorquina, que acogió a cerca de un millón de personas en la icónica Times Square para la bienvenida a 2017. Un representante de la cantante confirmó que hubo problemas técnicos, pero los asistentes al evento exhibieron entusiasmo ante la performance.

De hecho, medios estadounidenses sostienen que la cantante protagonizó un día de tensión y no sólo una función llena de nerviosismo.

En el último día de 2016, Carey dejó preocupados a los productores del show porque no tenían ninguna claridad respecto a su hora de llegada, pese a que contó con un departamento en lo más alto de un hotel cercano al escenario para arreglarse sin retrasos. (El Mundo)