miércoles, 4 de enero de 2017

18:37:00
La designación del Presidente de México Enrique Peña Nieto, de la titularidad de la Secretaría de Cultura en la persona de la brillante promotora cultural María Cristina García Cepeda, con 35 años en el sector cultural, quien ha sido Secretaria Ejecutiva del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, Secretaria Técnica del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Coordinadora Ejecutiva del Auditorio Nacional, Directora General del Festival Internacional Cervantino y Directora General del Instituto Nacional de Bellas Artes, ha sido recibida con reconocimiento y entusiasmo en los diversos círculos culturales, intelectuales, artísticos y educativos en la Ciudad de México y en todo el país.


En los círculos de la propia Secretaría, del INBA y del INAH se esperan designaciones plurales muy independiente de los problemas de orden sindical e internos. La Dirección General del INBA y del INAH serán factores trascendentes para el ejercicio de la nueva Secretaria.

Las Subsecretarías y las Direcciones Generales en la estructura administrativa de la recién creada Secretaría de Cultura, decidirán en cierta forma y medida, los trazos de la política cultural y la forma y el fondo como ejercerá su visión la nueva Secretaria.

Entre las primeras opiniones tanto del centro como de las diferentes regiones que han recogido Cultura México y Palabra Libre, están las vertientes de que la nueva Secretaria Maraki mire hacia las fronteras y las regiones con un genuino espíritu descentralizador en sus designaciones de las mencionadas Subsecretarías y Direcciones con las que cuenta esta importantísima Secretaría para el orgullo nacional y la imagen internacional de México.

Sería muy saludable refrescar, en esta recta final, con hombres y mujeres de otras latitudes de México y no sólo del centro.

Todo cambio requiere de nuevos vigores. Todo cambio debe asumir el buen trabajo realizado y perfilar nuevos horizontes, así lo demanda nuestra dinámica social y contemporánea. Se esperan nombramientos de personas experimentadas y con una visión pluralista y democrática de la cultura nacional.

Se esperan apoyos a los festivales internacionales de cultura que son los embajadores del turismo cultural. Se espera un inteligente vínculo entre Educación y Cultura que genere la participación desde los educandos, los padres de familia y el propio magisterio que es donde están las bases de la cultura mexicana.

Se espera un trato abierto y no cerrar a grupos privilegiados, se espera que sean escuchadas voces que han sido negadas. La nueva Secretaria tiene la palabra.

La nueva Secretaria ha sido bien recibida con aplauso unánime, y por esas razones es más grande su responsabilidad y compromiso. Suerte, enhorabuena y estamos para apoyarla.

En otros temas se sostiene la discusión de un proyecto cultural de orden social y una mayor participación de la Secretaría en los rubros de la descentralización, el fortalecimiento de las fronteras y una mayor y directo acercamiento a los creadores nacionales en todas las regiones de México. Se habla así mismo el trascendente vínculo de educación y cultura. A estos se suman los valores de orgullo e identidad en nuestra imagen internacional. La cultura como prioridad y pluralidad democrática.

Y al final terminó la carrera por la Secretaría y como previno Cultura México fue cerrada, pero indiscutiblemente fue muy valorada y analizada por lo que estamos ciertos que muchos de los nombres considerados, todos ellos notables y merecedores, estamos seguros que los veremos muy cerca de Maraki, quien hará muy bien en invitarlos y convocarlos.

Cultura México seguirá pendiente y en contacto con sus lectores.