domingo, 8 de enero de 2017

08:56:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de enero de 2017.- Se hace necesario y urgente que las autoridades establezcan un diálogo con la planta productiva nacional para revisar de manera responsable el impacto que tiene y que, por supuesto, tendrá el liberar el precio de la gasolina, pues de no hacerse se corre el riesgo de un mayor descontento social y pérdida de competitividad para el país, consideró la Asociación de Maquiladoras de Exportación de Yucatán (Index Yucatán).

Mariana López Aguado Palencia, presidenta de Index Yucatán.

Se requiere del diálogo nacional ante lo que consideramos como una decisión económica precipitada, reiteró el organismo, al mismo tiempo que señala que uno de los principales problemas que existen en México es la falta de una red desarrollada de competidores en los combustibles, y eso es algo que inquieta de manera profunda al sector manufacturero de exportación y a todo su sistema productivo.

De acuerdo con datos oficiales, al cierre del 2016 existían 402 permisos de importación de combustibles, pero es justo reconocer que esas autorizaciones no están siendo usadas al carecer las empresas de la infraestructura y logística necesaria para mover el producto”, explicó.

Es decir, liberar el precio argumentando competencia es inconsistente con la realidad mexicana.

En tal sentido, la presidente de Index Yucatán, Mariana López Aguado Palencia, comentó que bajo las actuales condiciones, en un escenario de competencia, pero sin competidores, se pudiera esperar un aumento en el índice inflacionario y un mayor descontento social, lo que se pudiera traducir en pérdidas económicas para las empresas exportadoras y por consiguiente para el país.

Mencionó que según informes de Index Nacional, en los primeros días del año el sector manufacturero de exportación ya reporta pérdidas superiores a los 12 millones de dólares en el país por efecto directo de la liberación del combustible.

Al señalar que el aumento en el precio de la gasolina tiene una vertiente importante, pues un porcentaje considerable del precio del combustible corresponde a impuestos, dijo que hay que analizar la importancia de ajustar los criterios fiscales del combustible y aligerar su  precio a fin de que permita dar continuidad al crecimiento que se ha registrado en el sector en los últimos años.

“Tenemos que dejar que madure el mercado de la competencia en el combustible, a fin de que sostenga el desarrollo y mantenga la competitividad no solo de la manufactura de exportación sino de todos los sectores económicos del país”.

De igual manera, se pronunció por exigir a las autoridades de los distintos niveles de gobierno eficiencia en el uso de los recursos públicos, evitando despilfarros y gastos innecesarios o excesivos que solo merman las finanzas públicas y crean un mayor descontento social.

“Debe exigirse el pago de impuestos a todos los ciudadanos que por ley deban pagarlos; pero de igual forma, y sin ser menos importante, el gobierno debe buscar a toda costa el buen manejo de las finanzas públicas persiguiendo siempre el bien común de la sociedad mexicana”, finalizó.