domingo, 29 de enero de 2017

14:23:00
MEXICALI, Baja California, 29 de enero de 2017.- El gobernador Francisco Vega de Lamadrid fue agredido por manifestantes e, incluso, rompieron el parabrisas del vehículo en el que se retiró el Mandatario.

Los hechos violentos ocurrieron cuando el Mandatario se retiraba del edificio del Poder Ejecutivo del Estado y los manifestantes intentaron impedirlo.

Por la mañana, Vega de Lamadrid entró al edificio que está tomado por un grupo de personas, para tratar de dialogar.

Al no llegar a un acuerdo para dialogar, aproximadamente a las 14:00 horas el Mandatario se retiró de sus oficinas.


Al salir por el sótano acompañado de sus funcionarios y guardias, el grupo de manifestantes intentó impedir el paso.

En un video se aprecia a enfurecidos manifestantes, unos 50, quienes se dieron cuenta que el Gobernador se retiraba del edificio.

De inmediato intentaron impedir que se fuera.

El secretario general de Gobierno, Francisco Rueda Gómez, y unos cinco guardias, rápidamente trataron de proteger al Ejecutivo del Estado.

Al avanzar los funcionarios, más y más manifestantes llegaban para interponerse.

Cuando los funcionarios trataban de pasar se desataron los jaloneos y empujones, la mayoría dirigidos al Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, quien trataba de zafarse de las manos de manifestantes.

Los escoltas del Mandatario empujaban e intentaban quitar a los agresores.

Durante la trifulca, algunas personas tropezaron y cayeron.

Vega de Lamadrid avanzaba con dificultad hacia la unidad en la que se retiraría.

Cuando estaba a unos tres metros, uno de los manifestantes lo jaloneó por la espalda.

Los escoltas lograron separar al individuo.

Con dificultad el Mandatario pudo subir al asiento delantero derecho de una camioneta Panel, pero no podían cerrar la puerta por la cantidad de personas aglomeradas.

El vehículo fue rodeado y golpeado a manotazos por los manifestantes, quienes gritaban e insultaban al Mandatario.

Un manifestante identificado como Filiberto Sánchez (a) “Don Fili”, golpeó con los puños el parabrisas de la camioneta panel, el cual fue quebrado.

Un ciclista se colocó frente a la camioneta donde estaba el Mandatario. En ese momento el automóvil arrancó y casi arrolló al ciclista.

Personal del Gobierno del Estado acusó que Vega de Lamadrid fue golpeado en la cabeza con un celular que le fue arrojado antes de subir a la camioneta.

Cuando el Gobernador se retiró, la muchedumbre se abalanzó sobre otra camioneta que llevaba a otros funcionarios del Gobierno del Estado.

Los manifestantes le arrojaron algunas botellas de agua.

Enseguida, el grupo caminó hacia la calzada Independencia donde vieron un conjunto de pick up blancos, que presumieron también pertenecían al Gobierno.

Al ser rodeados los pick up, los conductores tuvieron que huir en reversa. (La Crónica)