viernes, 27 de enero de 2017

13:35:00
CIUDAD DE MÉXICO, 27 de enero de 2017.- Carlos Slim advirtió este viernes que las medidas proteccionistas que busca impulsar Donald Trump son "una vuelta al pasado" y que pretender regresar a Estados Unidos a una economía manufacturera "dará empleo a unos cuantos a costa de 325 millones" de estadounidenses.

El magnate mexicano aseguró que Estados Unidos puede tener problemas si vuelve a una estructura económica del "siglo XX", en lugar de adaptarse a las nuevas tecnologías.

Slim, quien ofreció una rueda de prensa en la Ciudad de México, dijo que los mexicanos "debemos mantenernos unidos" durante las negociaciones entre México y el Estados Unidos de Donald Trump.

Además, el empresario celebró la decisión de los partidos políticos de cerrar filas con el presidente Enrique Peña Nieto, quien este jueves canceló una visita a Washington con el mandatario estadadounidense, en medio de la controversia generada por el muro fronterizo entre ambas naciones.

El empresario mexicano Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, expresó hoy su apoyo al Gobierno de México en las negociaciones con Donald Trump y afirmó que México debe negociar, "sin enojarnos y sin entregarnos". Y aclaró: "Donald Trump no es Terminator, es Negociator".

"Esta unidad nacional es la más importante que he visto" desde el sismo de 1985, afirmó Slim.

"No cabe duda que unidos somos más fuertes y que en estas negociaciones, donde a mí me da la impresión que está más de nuestro lado que el de los otros. Tenemos una posición de fuerza sin enojarnos, pero sin entregarnos", dijo.

Altibajos

La relación entre Carlos Slim y Donald Trump no ha estado exenta de sobresaltos, y ambos empresarios se lanzaron acusaciones mutuas durante la campaña presidencial, y luego parecieron alcanzar una reconciliación cuando el republicano resultó ganador en las elecciones presidenciales de noviembre.

El mexicano decidió cancelar en 2015 varios proyectos de televisión con Trump cuando éste acusó a los migrantes de ser “violadores y criminales”.

Durante la campaña en 2016, Trump insinuó que Slim daba línea al periódico New York Times, del cual es accionista, para favorecer la candidatura de Hillary Clinton.

Cuando Trump ganó las elecciones, Slim dijo que era preocupante las políticas proteccionistas del nuevo presidente electo y advirtió que Estados Unidos podría perder su posición de liderazgo mundial.

Para fumar la pipa de la paz, ambos personajes se reunieron antes de Navidad en Florida para cenar en Mar-a-lago, el complejo de golf propiedad de Trump, y el entonces presidente electo dijo que Carlos Slim era un “un gran tipo”.

Arturo Elías Ayub, yerno y portavoz de Slim, dijo que la reunión entre los dos magnates había sido “una cena muy cordial, con un muy buen ánimo para México y los mexicanos”. (CNN Expansión)