martes, 20 de diciembre de 2016

17:53:00
Eduardo Ibarra Aguirre / 20-XII-16

El Consejo Ejecutivo de Empresas Globales entregó al titular del Ejecutivo federal la Agenda México 2030: Propuestas para un crecimiento incluyente ante la cuarta revolución industrial. Se trata de un organismo integrado por las 50 trasnacionales más fuertes con presencia en México, generan 10 por ciento del producto interno bruto, representan 11 por ciento de las exportaciones “mexicanas”, 40 por ciento de la inversión extranjera directa, generan 500 mil empleos directos y 1.5 millones de puestos de trabajo indirectos; según el comunicado de la Presidencia.

Reunión con el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales

Por alguna razón que no explica el boletín oficial, la reunión fue privada. En el documento entregado por representantes de las trasnacionales a Enrique Peña Nieto se incluyen propuestas para lograr “un crecimiento económico con mayor inclusión e impulsar la transformación y el bienestar” de la sociedad mexicana. El concepto trasnacionales está muy desprestigiado en la aldea y aquí prefieren autodenominarse empresas globales, como si ello cambiara su naturaleza depredadora del medio ambiente y expoliadora de la fuerza de trabajo y del país.

Para Peña Nieto el encuentro ratifica la confianza del CEEG en México y en su transformación, y confirma que el gobierno y aquél “comparten una misma visión: que a México le vaya bien”. Más aún: La Agenda México 2030 está en sincronía con los esfuerzos del gobierno de la república. Y muchas de las cosas positivas que suceden en el país son gracias y “fundamentalmente a la participación de actores económicos de empresas globales que creen, se la juegan y tienen puesta su mira en el horizonte pensando en México”.

Más allá de la incondicional adscripción al dogma neoliberal, sería pertinente que Peña explique cómo logró el milagro para que los intereses de un puñado de trasnacionales –de las 200 que dominan dictatorialmente al mundo– tengan los mismos intereses que la nación, cuando es sabido que como el capital, no tienen patria, buscan las más altas utilidades y se sobreponen a Estados y autoridades que lo permiten.

Con optimismo desbordado, el maestro en administración de empresas juró que “trabaja bajo la óptica de ver en los desafíos y en los retos una gran oportunidad para seguir construyendo y en esa construcción les hago una invitación para que sean parte de este importante esfuerzo para que sus empresas crezcan, sigan extendiéndose en México y en el mundo, y México junto con ellas también alcance niveles de mayor desarrollo”.

O las trasnacionales “se la juegan y tienen puesta su mira en el horizonte pensando en México”. O bien les formula “una invitación para que sean parte de este importante esfuerzo. Demasiados son los redactores de discursos que pagan los causantes para que se produzcan cantinflismos sin mediar el humor de Mario Moreno.

Frédéric García, presidente del CEEG, explicó que con la Agenda México 2030 dejarán los cimientos para que en 13 años México se coloque entre los cinco primeros exportadores de la aldea, duplique la productividad laboral, el producto interno bruto per cápita sea del doble y “mejore su distribución”, así como crear un millón de empleos formales al año. Todo ello sustentado en “el libre comercio” (seguramente como el que practica Estados Unidos con Cuba, Rusia y todos los países que no acatan sus dictados imperiales), el contexto actual, las oportunidades y los desafíos, la cuarta revolución industrial y el complejo contexto internacional.

Acuse de recibo

Silvia W., apunta que “No es tan ‘mal llamada’ República Mexicana, aunque debiera llamarse, como todos los países de América Latina, República de México. La barbaridad es llamarnos Estados Unidos de México (sic), en vil copia al país que no tiene nombre. Eso sí no sólo es ‘mal llamado’, sino una aberración” (Violencia de género y Ana Gabriela Guevara, 19-XII)… El nombre es Estados Unidos Mexicanos, de acuerdo a la Constitución de 1917… Valdemar Arébalo (SDP Noticias): “Guevara fue víctima de burlas (…) en Facebook y Twitter después de la golpiza que recibió, pero por ser parte del sistema (…), cuando aceptó el cargo de legisladora por parte del pequeño Partido del Trabajo. Esto demuestra que el pueblo está harto de los privilegios de la clase política. Quizás ella cometió el error de entrarle a la política, y no hacer nada, y ahora tras las burlas, dice que presentará la iniciativa de ‘regular las redes sociales’. Ni como ayudarla, es malo que se burlen de ella, pero tratar de regular las redes, es peor”... Una disculpa, la segunda opinión que aquí se publicó como de Javier León es de Pepe Vidales… “Heriberto Lugo. La masacre de Iguala, detrás de la cual está la izquierda amarilla-morena, y la lucha entre grupos criminales rivales, hace ver lo de Tlatelolco del 2 de octubre de 1968 como un juego de niños. Entonces su lucha no es porque les devuelvan vivos a quienes ya están muertos, sino por echarle la culpa al Ejército de lo que ellos hicieron (…)”

http://www.forumenlinea.com/site/    https://www.facebook.com/forumenlinea    @IbarraAguirreEd    forum@forumenlinea.com