lunes, 19 de diciembre de 2016

17:56:00
LOS ANGELES, 19 de diciembre de 2016.- Sylvester Stallone le ha dicho que no a Donald Trump. A través de un comunicado, el actor de 70 años ha rechazado la posibilidad de formar parte de la futura administración del Presidente electo, que quería al intérprete como presidente del National Endowment of the Arts, una agencia gubernamental que apoya proyectos artísticos de gran calado.

Stallone, que logró una nominación al Oscar este año por Creed, indicó que prefiere seguir ayudando a los veteranos de guerra que regresan a casa, una causa en la que lleva años involucrado. "Creo que podré ser más efectivo atrayendo atención sobre el personal militar que regresa a nuestro país para encontrarles empleo, una vivienda adecuada y la asistencia financiera que estos héroes se merecen", aseguró.

Sylvester Stallone se siente halagado de que la nueva Administración de Donald Trump le haya ofrecido ser el presidente del National Endowment for the Arts (NEA) —una agencia del Gobierno de Estados Unidos que ofrece apoyo a proyectos artísticos de excelencia. Pero el actor ha rechazado el puesto.

Aún así, agradeció que Trump hubiera pensado en él para el puesto. "Estoy increíblemente halagado de que me hayan sugerido la involucración con el National Endowment of the Arts", dijo.

La posibilidad llega después de que el actor de origen italiano se reuniera con Trump en su residencia de Nueva York, un encuentro en el que se cree que pudieron haber tratado el tema. Es la primera personalidad del mundo del entretenimiento y el deporte al que el magnate tantea para incorporar a su gabinete, después de que hayan desfilado por la Trump Tower de Manhattan nombres como Kanye West, la editora de Vogue Anna Wintour o los jugadores de la NFL Ray Lewis y Jim Brown.

El anuncio resulta hasta cierto punto sorprendente por la falta de apoyo explícito de Stallone a la campaña de Trump durante las elecciones, pese a haber respaldado a otros republicanos en el pasado, y por la agencia gubernamental en sí, que durante años ha sido blanco de ataques de la bancada conservadora por su intención de recortarle el presupuesto. Actualmente está cerca de los 150 millones de dólares anuales.

Stallone, por su parte, ha donado fuertes cantidades de dinero para la causa de los veteranos de guerra, con casi tres millones de dólares recaudados en 2005 a través de una subasta para beneficio de los militares. (El Mundo)